18/03/2017

Las Ligas Menores tocan en Coachella

Una banda poco fiel a su nombre.

Cecilia Salas

Si uno entra a la página web del Coachella, en la sección dedicada al line-up se puede ver en orden alfabético el listado de todas las bandas y artistas que tocarán en la edición 2017. Pegadito al nombre de Lady Gaga aparecen ellas: Las Ligas Menores. Así de insólito, así de real. Es que la banda que pertenece al colectivo Laptra fue invitada a participar del megaevento que se realizará del 14 al 23 de abril en Indio, California, y comparte cartel con tanques como Radiohead, Kendrick Lamar, Lorde, The xx, New Order y Bon Iver, entre muchos otros. Allí darán dos shows, el 15 y el 22 de abril, y en el medio harán cuatro fechas en California.

Hasta el momento, habían sido pocos los artistas argentinos que tuvieron la oportunidad de tocar en Coachella, y todos de talla grande: Babasónicos, Bajofondo Tango Club, Juana Molina. ¿Cómo es que una banda indie, con apenas un disco, llegó ahí? Podría resumirse como un encuentro entre el talento y la suerte. Todo se remonta a 2014 cuando tocaron en el festival Lima Pop Fest de Perú, un encuentro de bandas emergentes de varios puntos de Latinoamérica. Entre el público estaba un estadounidense que trabajaba en la programación del festival californiano Viva Pomona, a quien le gustó el estilo guitarrero de la banda y quedó en contacto con ellas para invitarlas a tocar en el evento. Hoy ese muchacho es parte de Goldenvoice, la productora detrás del Coachella. Hace unas semanas las llamó para preguntarle si tienen visa y que si no, que empiecen a tramitarla. A los pocos días les dio la buena noticia. Cuando se enteraron, el grupo de WhatsApp de la banda se convirtió en una versión digital de la escena de la radio en la película Esa cosa que tu haces.

¿Por qué a ellas? María Zamtlejfer, bajista de la banda, ensaya una respuesta para Silencio: “Ven como cierto potencial a partir de un perfil que tenemos nosotros, que es representativo de lo que está pasando en Estados Unidos donde hay una población latina muy grande que está queriendo escuchar bandas en español. Y después hay un montón de bandas de allá que si uno se pone a analizar tienen muchos puntos en común con nosotros, desde el aspecto visual hasta las melodías de las canciones. Evidentemente hay como un mercado con el que coincidimos”.

Tal como dice María, además de Las Ligas Menores, este año el festival incorporó algunas bandas emergentes de América Latina, como Diamante Eléctrico (Colombia), Los Blenders (México) y el mix latino QUITAPENAS. Incluso habrá otro argentino, Juan Cruz Zaballa, más conocido como Tall Juan, nacido en el país, radicado en Nueva York y reconocido por haber trabajado con Mac DeMarco.

Al preguntarles a Las Ligas Menores si sienten que van a representar a la Argentina, responden que no, pero sí creen que van a ser representantes de la escena independiente de Buenos Aires, La Plata y sus alrededores, con el sello Laptra como epicentro. “Es medio un triunfo de toda la escena que haya una banda que toque ahí”, afirma Pablo Kemper, guitarrista y único hombre de la formación. “Desde nuestro lugar muy pequeño, es la oportunidad de abrir un mercado que a nosotros nos abrió El Mató, es como una cadena”, agrega María.

El Coachella será la tercera vez que la banda se presente fuera de la Argentina -además del festival peruano, el año pasado tocaron en Chile-, y no tienen pudor en reconocer los nervios que les provoca este show. “Si todavía sentimos nervios cuando tocamos acá, imaginate allá”, confiesa Anabella Cartolango (guitarra y voz). “Igual como siento que allá nadie nos conoce, y eso, me saca un poco los nervios”, agrega entre risas Pablo.

En paralelo, la banda se encuentra planeando su segundo disco, en el que están trabajando junto a Lucas Rosetto (sonidista de El Mató) y Tom Quintans (líder de Bestia Bebé). Tenían previsto grabarlo en semana santa, pero la sorpresa del viaje las obligó a recalcular. El objetivo es llegar antes de fin de año. Aunque a las canciones ya las tienen -en diciembre presentaron un EP de adelanto-, están poniendo mucho énfasis en la parte técnica de la grabación, con el eje en encontrar una mejor fidelidad en el sonido. Explica María: “La esencia va a ser la misma del primer disco, pero hay una metodología distinta de cómo lo estamos grabando. Ahora tenemos más herramientas. Nos tomamos el tiempo para hacer una preproducción más larga. Nunca habíamos tenido una persona de afuera que interviniera en el armado de las canciones, y está bueno porque nos saca de cierto lugar de comodidad”.