30/05/2019

Disco por disco, las mejores canciones de Los Piojos

14 para homenajear los 10.

Cecilia Salas
Los Piojos

Hoy, 30 de mayo, se cumplen 10 años del último show de Los Piojos en el Monumental, ante unas 65 mil personas. Nadie sabía que aquel ritual, que quedó en la memoria de todos los fans, iba a ser el final; apenas se lo anunció como la fecha previa a un parate para luego retomar la actividad.

A modo de festejo, Ciro y compañía subieron su discografía completa a las plataformas de streaming… y nosotros aprovechamos para seleccionar de manera muy caprichosa nuestro ránking, tomando dos canciones de cada disco piojoso. ¿Te animás a hacer el tuyo?

Chac tu chac (1992)

"Cruel"

Canción que terminó por hacerse hit años más tarde en Ritual y que ara muchos habla de cómo era Buenos Aires en los años de la última dictadura militar. Sin dudas, uno de los clásicos piojosos más queridos.

"Chac tu chac"

“Si vos querés estar libre, toma cualquier elixir”, dice con total desparpajo una voz púber de Ciro. Los Piojos proponían un sonido bien under garage en su primer disco y también dejaban en claro que las onomatopeyas iban a ser parte de su estilo.

Ay ay ay (1994)

"Ay ay ay"

No sólo es la canción que le da título al segundo disco, sino que también refleja cómo vivían los pibes del conurbano bonaerense de esa época: “Colgando del tren como racimos”. Además, el tema ya deja ver las mixturas con ritmos rioplatenses que tanto identifican a la banda.

"Muy despacito"

Sentida canción y muy querida entre los fans de la banda. Según cuenta la leyenda, la letra es un ensoñación que pinta los días del padre de Ciro en un hospital neuropsiquiátrico.

Tercer arco (1996)

"El farolito"

Fue el primer corte del disco y el que los hizo sonar en todas las radios. Aún hoy, muchos confunden el “uoh bamba, uoh bamba” con “uopa pauopa”. Lo cierto es que es un temazo insoslayable.

"Al atardecer"

Triste pero delicada balada con aires arrabaleros. La nostalgia del tango es algo presente en la identidad del grupo y se manifiesta en esta canción.

Azul (1998)

"El balneario de los doctores crotos"

Un hit que al día de la fecha sigue vigente. La letra demuestra cómo se puede describir perfectamente una historia en una canción, en este caso la de un linyera. ¿El sonido? Una fusión rítmica que Los Piojos supieron exprimir a fondo.

"Genius"

Rock and roll puro y duro. En vivo, la intro de esta canción invocaba las primeras estrofas de “El mendigo de Dock Sud”, de Moris.

Verde paisaje del infierno (2000)

"Labios de seda"

Una gran oda a la marihuana en clave funk. Empezaba un nuevo siglo y la banda buscaba nuevos horizontes musicales.

"Morella"

Inspirada en el cuento de Edgar Allan Poe que lleva el mismo nombre, es una de las grandes canciones de la banda. Párrafo aparte para el demoledor solo de guitarra que hace Ricardo Mollo.

Máquina de sangre (2003)

"Sudestada"

Una gran balada con estribillo estremecedor, donde la metáfora para hablar de la ausencia surge de la bonaerense inclemencia climática.

"Dientes de cordero"

Un rock and roll tenue que nos acerca al Ciro solista de estos tiempos.

Civilización (2007)

"Pacífico"

“Toda la luna cabe en mí”, una de las grandes frases que hemos visto en muchos trapos piojosos. Ese motivo ya es suficiente para incluirla en el ránking.

"Civilización"

Reggae cancionero que aún suena en las radios. Letra apocalíptica sobre los problemas que trajo la civilización al mundo.

Este artículo fue publicado originalmente en Gamba.fm. Copyright 2019. Seguí a Gamba en Instagram.