19/04/2019

Se juntó la base de Pink Floyd : Roger Waters cantó con Nick Mason

El bajista y el baterista establecieron los controles para el corazón del Sol.

La base está. Al menos, la de Pink Floyd, porque Roger Waters y Nick Mason volvieron a estar juntos sobre un escenario. Ayer, en el Beacon Theatre de Nueva York, el bajista fue invitado del batero para una versión de “Set the Controls for the Heart of the Sun”. Waters no se calzó su instrumento, pero cantó el tema del disco A Saucerful of Secrets (1968) y también tocó el gong.

El encuentro entre Waters y Mason se dio un año después de que el baterista anunciara la creación de una banda llamada Saucerful of Secrets para salir a tocar el material de los primeros discos de Pink Floyd. La última vez que dos miembros del cuarteto británico habían tocado juntos había sido en 2011, cuando el guitarrista David Gilmour había sido invitado por Waters para hacer “Comfortably Numb” en el O2 Arena de Londres. La formación clásica de Pink Floyd se había reunido por única vez en esa misma ciudad seis años antes, como cierre del festival solidario Live 8.

El año pasado, mientras preparaba la gira de Saucerful of Secrets, Mason le explicó a AZ Central las razones por las que decidió volver a la acción sin esperar a otra reunión de Pink Floyd: “Después de veintipico de años, estaba absolutamente cansado de esperar a que sonara el teléfono con Roger o David diciendo ‘Vamos, muchachos, juntemos a la banda’. Pensé ‘Olvidate de eso. No va a suceder’. Realmente llegué al punto en el que pensé que no podría volver a trabajar nunca”.

La formación de Saucerful of Secrets incluye, además del propio Mason, a Gary Kemp (Spandau Ballet), Lee Harris (Ian Dury & The Blockheads), Dom Bekem y Guy Pratt (el bajista que ocupó el lugar de Waters en Pink Floyd tras su partida). “¡Ustedes suenan mejor que lo que lo hacíamos nosotros en aquel momento!”, fue el elogio que el creador de The Wall les regaló sobre el escenario del Beacon Theatre anoche, según informó BrooklynVegan. Al final del concierto, Waters se unió al resto de los músicos para un último saludo.