18/02/2019

Un show de los Red Hot Chili Peppers pintaba para papelón por una falla de sonido pero Flea hizo la vertical y todo fue risas

Sangre, azúcar, sexo, magia y estado físico.

Juliana Wainsztein
Red Hot Chili Peppers

En serio. Los Red Hot Chili Peppers acababan de abrir su show en la ciudad de Hobart, Australia, con su hit “Can’t Stop”. Cuando iban recién por el segundo tema del setlist (“Pea”), un problema técnico cortó la energía de sus equipos de sonido.

En seguida, los micrófonos de los integrantes se fueron apagando uno a uno. Como el de Flea seguía encendido, aprovechó para tararear un solo… hasta que la falla alcanzó al suyo y también se quedó sin volumen.

Entonces, el bajista, de 56 años, se hizo cargo de entretener a su público y se paró de manos (literalmente, no es que se boxeó con nadie) y hasta llegó a desplazarse sobre el escenario. Obviamente, se ganó la ovación generalizada de todo el Derwent Entertainment Centre.

Después del parate, que se extendió durante unos 15 minutos, la banda prosiguió con su show de 21 canciones que incluyeron hits como “Dani California”, “By The Way” y “Give it Away”. El recital fue el primero de los Red Hot Chili Peppers en el estado australiano de Tasmania.