11/02/2019

Y un día, los Grammy se acordaron de las mujeres

Ya era hora.

Kevork Djansezian / Getty Images / Turner / Gentileza
Grammy

“Bueno, eso significa que finalmente nos estamos imponiendo”. Las palabras de Dua Lipa en la alfombra roja de los Grammy contenían una carga irónica importante. El año pasado, Neil Portnow, presidente de la Academia de Artes y Ciencias de la Grabación (institución que entrega los premios), había dicho que la falta de reconocimiento hacia las mujeres se debía que ellas no se “imponían” lo suficiente. Insólito.

Reacción tardía o no, la ceremonia llevada a cabo ayer domingo en el Staples Center de Los Ángeles y conducida por Alicia Keys estuvo dominada por la presencia femenina, tanto en las estatuillas entregadas como en los números musicales sobre el escenario. Entre las menciones más importantes, Kacey Musgraves ganó el Grammy a Álbum del Año por Golden Hour, la propia Dua Lipa se quedó con la categoría Mejor Artista Nuevo, Lady Gaga hizo lo propio en Mejor Performance Pop Solista y Mejor Performance Pop en Dúo o Grupo, Ariana Grande en Mejor Álbum de Pop Vocal y Cardi B se convirtió en la primera mujer en ganar la terna de Mejor Álbum de Hip Hop.

Como desde hace ya varios años, los actos en vivo durante la premiación se convirtieron en el principal atractivo de la noche. Allí, el rol de las mujeres otra vez fue central. Janelle Monáe y las ya mencionadas Kacey Musgraves, Dua Lipa (que cantó junto a St. Vincent), Cardi B y Lady Gaga tuvieron sus momentos de lucimiento personal. También se destacaron los homenajes a Dolly Parton, Diana Ross y Aretha Franklin.

¿Rock? Un ratito. Greta Van Fleet ganó la categoría Mejor Álbum de Rock pero ni siquiera fue televisado y los Red Hot Chili Peppers compartieron escenario con Post Malone en una performance instrascendente. Paradójicamente, el hombre más premiado de la noche fue el gran ausente: Childish Gambino ganó cuatro estatuillas por “This is América” (Grabación del Año, Canción del Año, Mejor Videoclip y Mejor Performance de Rap”).

“Las mujeres tienen una perspectiva hacia la música y la vida que es realmente necesaria”, dijo Kacey Musgraves cuando recibió el Grammy más importante de la noche. “Es lindo ver que a eso se la da una oportunidad de ser parte”. Se espera que esa inclusión se sostenga en el tiempo y que no sea puro control de daños luego de décadas de decisiones erráticas.