24/03/2020

Voces para la memoria: músicos argentinos conmemoran el 24 de marzo

Un día de pañuelos blancos en los balcones.

Alfredo Luna / Télam
24 de marzo

El 24 de marzo de 2020 es, como mínimo, atípico: en medio del aislamiento preventivo y obligatorio por el coronavirus en todo el territorio nacional, el aniversario de la última dictadura cívico-militar debió ser conmemorado ya no con marchas multitudinarias sino con pañuelos y mensajes colgados en ventanas y balcones en todo el país.

A modo de apoyo, distintos músicos argentinos expresaron su recuerdo de la fecha con videoclips, grabaciones caseras y hasta poemas escritos para la ocasión. A continuación, algunos de los mensajes compartidos hoy:

"Nosotras somos las únicas madres paridas por sus propios hijos", decía Hebe de Bonafini en los primeros discursos en la Plaza de Mayo. Con ese recuerdo como base, Juan Subirá grabó un poema que recitó en la cuenta de Instagram del grupo. "Madre no hay una sola. Las Madres son nuestras madres".

León Gieco

Gieco eligió dos caminos distintos para conmemorar el 24 de marzo: por un lado, grabó una versión de "La cultura es la sonrisa" dedicada a "todos los trabajadores y lectores de Página/12". A su vez, en su cuenta de Instagram, cantó "Las ausencias" (parte de la banda de sonido del documental El camino de Santiago, de Tristán Bauer), continuando un "challenge" que había sido iniciado por Víctor Heredia.

Los Raviolis

El grupo infantil estrenó hoy el video de "Un lugar mejor", realizado con imágenes de niños jugando con sus abuelos y que incluye una participación de las Abuelas de Plaza de Mayo. "Una tarde nos invitaron al teatro de Abuelas en La Plata. Cuando cantamos esta canción, la palabra 'abuela' tomó otra dimensión; entonces, para cerrar el video, les pedimos a ellas que nos abran las puertas de su casa para ir a jugar", explicaron.

No Somos Nada

Producido por el ex NTVG Mateo Moreno, la banda quilmeña publicó hoy el video de "Ni un paso atrás", que busca funcionar como "un modo de encontrarnos" en un 24 de marzo atípico. "Somos pueblo que se cuida pero no hay nada capaz de frenar el encuentro. La memoria viaja está vez en forma de canción y se vuelve abrazo y puño cerrado. Este es nuestro homenaje a las madres y abuelas, a los 30 mil que nos faltan, y a los chicos y mujeres que nos siguen faltando en democracia".