16/04/2016

Una denuncia por violación sacude al under local

El líder de La Ola que Quería Ser Chau, acusado de abusar sexualmente de una joven.

Un video de 12 minutos en el que una mujer denuncia al líder de La Ola que Quería Ser Chau, José Miguel del Pópolo, de haberla abusado sexualmente, genera conmoción en la escena independiente argentina. A horas de haberse publicado el testimonio, dos integrantes de la banda anunciaron su salida de la formación en repudio al hecho y en apoyo a la víctima.

La joven de 22 años, de iniciales M.F., contó en ese video la situación que declara haber vivido en la casa del denunciado el sábado 9 de abril tras la presentación de la banda en el Yolanda Festival, en Niceto Club. El relato detalla una serie de hechos de violencia física y psicológica además del abuso propiamente dicho. “En todo momento él me decía que era mi culpa por haber ido a su casa, así que estaba bien lo que él estaba haciendo”, menciona.

En otro pasaje del video, M.F. cuenta que recién a la mañana siguiente logró escapar del lugar y llegar hacia la casa de unos amigos, que la impulsaron a realizar la denuncia ante la Comisaría 29, de Villa Crespo. Tras la revisación por parte de un médico forense en el hospital Pirovano, que constató que las lesiones “claramente eran de una violación”, se abrió una causa por violencia familiar ante el Juzgado Civil N° 56, a cargo del juez Miguel Güiraldes.

“El domingo cuando me desperté tenía mensajes de los dos, ya que los dos eran mis amigos. Cuando veo, él me ponía que estaba preocupado, que M.F. se había ido de la casa sin avisarle con sus llaves, que averigüe dónde estaba ella, y al mismo tiempo leía los mensajes de M.F. diciéndome que la llame, que le había pasado algo grave. Cuando llamo me dice que está en el Hospital Pirovano, que vaya y le lleve ropa, y que ahí me contaba todo”, le contó a Silencio Giuliana Borello, corista de La Ola… desde 2015. “Yo le pregunté a él, ‘¿no te acordás de nada?’. Y me dice, ‘sí, vinimos a casa, garchamos, ‘jugamos a la violencia’, y después le agarró un ataque de nervios, nos dormimos y se fue, no sé'”. “De ahí no volví a hablarle a él, automáticamente le creí a mi amiga, y en ese momento dejé la banda, obviamente”, agregó.

En el video, M.F. cuenta que la causa “marcha bien”. “La Justicia está a mi favor por todas las pruebas que tengo, por toda la gente que está declarando. Él no tiene permiso para acercarse a mí a menos de 300 metros”, explicó, mostrando el botón antipánico que recibió por seguridad: “Le tengo miedo tanto a él como a sus amigos, que me mandaron mensajes intimidándome”.

“Yo esto lo quiero difundir porque creo que el trabajo mental que él hace con las chicas con las que él está quizás hace que no se den cuenta que están siendo abusadas, que están siendo víctimas de él, como yo no me daba cuenta hasta que pasó esto. De hecho, yo no me di cuenta que siempre fui víctima de abuso hasta que hablé con psicólogos y dejaron en evidencia que toda mi relación con él fue con abusos. Hay otras víctimas, y algunas están declarando a partir de que yo hablé con ellas. Hay menores de edad, muchas, y necesito que hablen, que cuenten lo que está pasando”, completó.

La Ola que Quería Ser Chau en 2015, durante una sesión de fotos para el suplemento No, del diario Página/12. “Fradi” Dos Campos y Giuliana Bonello (los dos primeros desde la izquierda) dejaron la banda por la denuncia contra José Miguel del Pópolo (sentado, abajo). Foto: Cecilia Salas.

Silencio intentó comunicarse en repetidas oportunidades con el denunciado, tanto a su teléfono fijo como a su celular, sin obtener respuesta alguna. A su vez, su perfil en Facebook aparece eliminado desde hoy.

El bajista de La Ola…, Francisco “Fradi” Dos Campos, también anunció que dejaba la banda en un post publicado hoy en su cuenta de Facebook. “Lo que sufrió M.F. es muy fuerte y no podemos hacer la vista gorda frente a esto. Compartamos y no dejemos que se propague esta forma de violencia tan desagradable, ataquémosla tanto en sus manifestaciones más concretas como las más veladas; que nos caiga la ficha y se concientice sobre la mierda que implica y a los extremos que llega: como individuos, como personas que queremos que se abandonen estos patrones asquerosos y deshumanizantes, para que nadie tenga que sufrir a causa de esto. Con Giuliana ya no tocamos más en La Ola que Quería Ser Chau, tanto por lo gravedad de la situación como por la irrelevancia e indiferencia dada a la misma dentro de la banda”, explicó.

En caso de sufrir violencia de género, llamá a la línea gratuita 144 desde cualquier punto del país, las 24 horas.