02/04/2016

Así fue el regreso de Guns N' Roses en Los Angeles

Los forajidos volvieron al Troubadour que los vio nacer.

Emily Ratajkowski / Instagram

Y una noche volvieron los forajidos. Finalmente Guns N’ Roses dio su primer show ayer viernes tras el anuncio del regreso a su formación de los miembros originales Slash y Duff McKagan, y a poco menos de 23 años de aquel último recital en Buenos Aires. La cita fue en el Troubadour, un local de Los Ángeles famoso justamente por ser una de las plataformas del despegue inicial del grupo liderado por Axl Rose en los 80.

Este primer operativo retorno estuvo plagado de guiños al pasado. Desde primeras horas de la madrugada del viernes se pudo ver a fans merodeando un viejo local de Tower Records sobre Sunset Strip; ya durante la mañana comenzaron a colocarse ploteos con el logo de GNR, confirmando que efectivamente sería el protagonista de la jornada. Cerca del mediodía llegó el anuncio oficial, a través de las redes sociales de la banda: Guns N’ Roses en vivo, 1° de abril en el Troubadour, "en algún momento después de las 11 pm". A los pocos minutos, los perfiles de Slash y Duff repetían la información. La vieja disquería, donde alguna vez Slash fue empleado, fue el lugar donde se venderían los pocos tickets disponibles. En menos de media hora arrasaron con los 250 que se liberaron. El precio de las entradas fue de 10 dólares, la misma cifra que cuando tocaron en ese recinto hace 30 años.

Just guns n roses on my street

Una foto publicada por Christopher Catalano (@catalanocasting) el

Un claro aviso aportaba la cuota de misterio tan afín al universo Guns N’ Roses: estaría estrictamente prohibido el ingreso de cámaras y celulares. En el transcurso de la tarde se vio llegar a los músicos y siguieron las especulaciones acerca de la formación que saldría a tocar. Mientras el baterista original Steven Adler era puro silencio hace días, Izzy Stradlin -otro de los cinco iniciales- recomendaba desde su cuenta de Twitter... ¡un video de Cheap Trick! Las comunidades de fans se transformaron en usinas informativas, aportando detalles de lo que iba sucediendo, hasta que una hora antes de las 11 se abrieron las puertas del Troubadour y, debido a la obligación de entregar celulares a los agentes de seguridad, lo que sucedía adentro se comunicaba a cuentagotas.

Finalmente, poco después de la medianoche de Los Ángeles, Guns N’ Roses salió a escena con "It’s So Easy" y se terminaron las especulaciones acerca de la formación que encarará la gira. Como adelantó Silencio en diciembre del año pasado, junto a Axl Rose, Slash y Duff McKagan, Dizzy Reed, Frank Ferrer y Richard Fortus mantienen sus puestos de tecladista, baterista y segunda guitarra respectivamente. De a poco aparecieron las primeras imágenes y algunos videos. Fueron 16 temas, en su mayoría de Appetite For Destruction, cuatro de Use Your Illusion, un par de covers ("New Rose", "The Seeker") y como sorpresa, dos de Chinese Democracy: el que da nombre al disco y "Better", por primera vez interpretados por Slash. No hubo invitados ni parlamentos de Axl Rose acerca de esta reunión con sus viejos compañeros.

Con este primer show se anunció una gira de 20 fechas por Estados Unidos que comenzará el 23 de junio en Detroit y terminará el 22 de agosto en San Diego. Esas fechas se suman a las seis presentaciones ya anunciadas en Las Vegas, el festival de Coachella y la Ciudad de México. La gira fue bautizada como Not In This Lifetime ("No en esta vida"). En 2012, tras una cena con la cantante Lana del Rey, Axl Rose fue abordado por periodistas y uno de ellos le preguntó si existía la posibilidad de una gira con los miembros originales de GNR. "Not in this lifetime", fue la tajante respuesta de Axl. En pleno 2016, el retorcido humor de Mr. Rose no ha cambiado nada.