07/11/2016

¿Se acerca el fin de Spiritualized?

Ladies and gentlemen, we have a problem.

Spiritualized

El próximo disco de Spiritualized podría ser el último de su carrera, o al menos eso asegura Jason Pierce. En una entrevista con el diario británico The Independent, el ex Spacemen 3 mencionó que se encuentra trabajando en el octavo opus de la banda que lo tiene como líder creativo y único integrante estable. El álbum, al que Pierce describió como “igual, cuando no mucho mejor que Ladies and Gentlemen We Are Floating in Space”, verá la luz el año próximo y sería su despedida de los estudios. “Estoy más viejo y, en algún sentido, creo que éste es mi último disco. Cubrí tanto terreno y ya realicé un montón de ideas, no tiene sentido hacer algo a menos que sea mejor que eso. Hacerlo toma un año o más, tan física y mentalmente demandante que no tiene sentido hacerlo a menos que puedas hacer algo más”, dijo. Y agregó: “Nunca cedí a la presión ni hice nada que considerara una mala movida artística. Y no voy a hacerlo por nadie”.

Éste no es el primer sobresalto que tuvo que atravesar Spiritualized en la última década. En 2005, una neumonía severa dejó a Pierce al borde de la muerte, y en 2012 compuso y grabó Sweet Heart Sweet Light, el último disco de la banda a la fecha, mientras atravesaba un tratamiento contra la hepatitis C. Justamente, que el grupo haya salido airoso de dos situaciones que pusieron en serio riesgo a la salud de su líder hace pensar que una merma creativa sí puede ser vista como un argumento válido por parte de Pierce para decidir ponerle fin al asunto. La comparación que él mismo hace de su próximo álbum con Ladies and Gentlemen… no es casual: con su mezcla de space rock, free jazz, góspel y arreglos sinfónicos, el disco de 1997 es considerado por muchos su obra maestra. De hecho, la banda se encuentra interpretando el álbum entero a lo largo del Reino Unido, acompañada por una orquesta y un coro, un proyecto que ya había encarado en 2009.

En la misma entrevista, Pierce también reveló que hace poco rechazó una oferta de dos millones de libras (un poco más de dos millones y medio de dólares) para reunir a Spacemen 3, el grupo que integró en los 80 junto a Peter Kember, más conocido como Sonic Boom. Para el músico, la negativa tuvo que ver con una cuestión de principios: “Es un montón de plata, pero creo que es algo muy importante. Es el trabajo de mi vida el izar mi pequeña bandera para mostrar cuán importante es el rock and roll. Podés comprar los discos si querés escuchar esas canciones. El argumento que me plantean es que hay gente que no nos vio en vivo la primera vez, pero hay una historia completa de la humanidad, y yo no estuve presente en gran parte de ella”. Aunque la oferta fue tentadora, Pierce sigue convencido de haber dicho que no: “Quizá soy simplemente un estúpido. Claramente necesito esa plata, ¿y quién no? ¿Quién resignaría la mitad de esa guita si la tuviera?”.