17/04/2019

Roger Waters le pidió a Madonna que no actúe en Israel

"Si creés en los derechos humanos, no toques en Tel Aviv".

Archivo
Roger Waters

A través de una columna publicada en The Guardian, Roger Waters instó a Madonna a que dé marcha atrás con su intención de actuar en Israel. La cantante aceptó presentarse en la final del concurso Eurovision, que se hará el mes próximo en Tel Aviv. El ex líder de Pink Floyd es parte del colectivo Artists for Palestine UK -del que también forman parte Brian Eno y Thurston Moore-, que promueve el boicot cultural al país de Medio Oriente porque, entre otras cosas "es un estado en donde se ha impuesto un sistema de segregación racial hacia la gente de Palestina”.

En su columna titulada "Si creés en los derechos humanos, Madonna, no toques en Tel Aviv", Roger Waters comienza citando la Declaración Universal de los Derechos Humanos, "que establece que, sin distinción de etnia, nacionalidad o religión" todas las personas "tienen ciertos derechos humanos básicos, que incluyen pero no se limitan al derecho a la vida, la libertad y la autodeterminación". "La pregunta que todos deberíamos hacernos es: ¿estoy de acuerdo con la declaración de las Naciones Unidas?", plantea el músico.

Tras explicar la situación de los palestinos y el pedido que le hicieron a los artistas de sumarse al boicot a Israel en 2004, Roger Waters explicó que había "respondido a su llamado" y que hacía todo lo posible "para persuadir a otros de hacer lo mismo". En el pasado, el músico había entablado disputas públicas con Radiohead y Nick Cave, quienes sostuvieron sus decisiones de presentarse, y había convencido a otros artistas como Lana Del Rey, quien dio marcha atrás. Además, celebró la decisión de la Selección Argentina de no jugar su amistoso previo al último Mundial contra el equipo israelí.

"Algunos de mis colegas músicos que han tocado hace poco en Israel dicen que lo hacen para construir puentes y profundizar la causa de la paz. Pura mierda. Tocar en Israel es muy lucrativo, pero hacer sirve a normalizar la ocupación, el apartheid, la limpieza étnica, la encarcelación de niños, la matanza de quienes protestan sin armas", se plantó Waters en el texto.

"A propósito, como apoyo los derechos humanos y critico al gobierno israelí por sus violaciones, rutinariamente soy acusado de ser antisemita", continuó el ex Pink Floyd. "La acusación puede ser usada como una cortina de humo para distraer la atención y desacreditar a quienes echan algo de luz sobre los crímenes de Israel contra la humanidad. Debo enfatizar que apoyo la lucha por los derechos humanos para todos los oprimidos de donde sea. La religión del opresor no está aquí ni allá. Si apoyo a los Rohingyas y deploro la persecusión que les hacen en Myanmar, eso no me hace antibudista".

En el final de su texto, Roger Waters insta a todos los "participantes jóvenes" del concurso a leer la Declaración de los Derechos Humanos. "De hecho, a toda la gente joven; de hecho, a toda la gente joven y vieja, así que eso incluye a Madonna", se corrije enseguida. "Ha sido traducida a 500 idiomas, así que cualquiera puede informarse acerca de sus 30 artículos. Si todos los acatamos, quizá todavía podamos salvar a nuestro hermoso planeta de su inminente destrucción", cierra.