18/08/2017

Ricardo Iorio se reunió con un dirigente neonazi

Alejandro Biondini compartió detalles del encuentro con el ex Almafuerte.

Facebook

Ayer jueves, en su casa de Luján, Ricardo Iorio se reunió con Alejandro Biondini, titular del partido neonazi Bandera Vecinal. Según indicó la agrupación, el encuentro duró varias horas y ambos "coincidieron en apreciaciones sobre la actualidad política, social y cultural" del país.

La gacetilla de prensa de Bandera Vecinal agrega que "Biondini le agradeció a Iorio su hospitalidad y lo felicitó por la extraordinaria e incansable labor que viene desarrollando en pos de la afirmación de los valores autóctonos y el nacionalismo cultural, especialmente como un ejemplo y arquetipo para las nuevas generaciones".

Llamar neonazi a Biondini no es exagerado. Bandera Vecinal es el primer partido que integra que logró ser aceptado por la Justicia Electoral: los anteriores, con nombres como Nuevo Triunfo o Partido Nacionalista Socialista de los Trabajadores (!), fueron prohibidos por su abierta simpatía con el Tercer Reich.

Para llegar a esa decisión, la Cámara Nacional Electoral recopiló en 2005 una serie de "pistas" que hacían evidente ese vínculo. Algunas eran muy obvias, como el pedido de Biondini de registrar la cruz esvástica como símbolo de su partido; otras, como la definición del 20 de abril -nacimiento de Adolf Hitler- como el día del partido, eran más sutiles pero igual fueron detectados por el juez.

La simpatía del excantante de Almafuerte por las ideologías de extrema derecha no es nueva. A fines de la década de 1990, le dijo a Rolling Stone: "Es bueno que haya diversidad religiosa. Eso sí: si vos no sos judío, no me vengas a cantar el Hava nagila en la fiesta judía. Y si vos sos judío no me vengas a cantar el Himno, la concha de tu madre. ¿Me entendés? Cada lechón en su teta es el modo de mamar", en referencia solapada a Alejandro Lerner.

En 2001, Iorio incluyó en la canción "Cumpliendo mi destino" (del disco Piedra libre) los versos: "Guardo de un hombre grande / guerrero nacional que hoy tienen preso / Puede haber caballo verde / mas no uno de ellos honesto". Las palabras hacían referencia a un refrán atribuido al líder carapintada Mohamed Alí Seineldín -aunque desmentido por él- que rezaba que "es más fácil encontrar un caballo verde que un judío honesto". En una entrevista al suplemento Si! del diario Clarín, el cantante se desmarcó diciendo no conocer la frase del militar.

El mes pasado, en el programa radial Tiempos violentos (Rock & Pop, domingo a las 22), el músico se había quejado de "eso de que este puñado de indemnizados, por desaparecidos, por destruir nuestra nación, son superiores". "No, loco, están errados", agregó.