13/07/2017

Quincy Jones reclama 30 millones a los herederos de Michael Jackson

Más que un drama legal, este asunto parece un thriller.

Sam Santos / Canadian Film Centre / Flickr
Quincy Jones

El productor Quincy Jones está en pleno juicio con los herederos de Michael Jackson y Sony Music, a quienes les reclama 30 millones de dólares por "incumplimiento de contrato". El célebre mago del estudio de grabación, que metió mano en los mejores discos del Rey del Pop, inició la acción legal en 2013 reclamando diez millones por varios proyectos lanzados tras la muerte del cantante, que incluyen el álbum Xcape, la reedición por el 25° aniversario de Bad, la película y el disco en vivo This Is It y un espectáculo del Cirque du Soleil.

El juicio ya llegó a la Corte Superior de Los Angeles, donde esta semana los abogados de ambas partes dieron sus alegatos iniciales y presentaron a los primeros testigos. Mike McKool, que representa al productor de Off the Wall, Thriller y Bad, aseguró que su cliente no había recibido la proporción de las licencias que le corresponden de los lanzamientos póstumos de Jackson ni los royalties adecuados al nuevo interés en su obra. Uno de los ejemplos presentados por McKool fue This Is It, con imágenes de los ensayos de lo que iban a ser los shows de retiro del Rey del Pop, que recaudó 500 millones de dólares. De esa cifra, según el abogado de Quincy Jones, el productor sólo recibió 455 mil, mientras que los herederos del cantante se llevaron 90 millones.

Zia Modabber, que representa los intereses de los herederos de Jackson, argumentó que Jones ya recibió lo que debía. "Se le pagaron 18 millones de dólares (desde la muerte del cantante) y va a ganar muchos millones más ", dijo en su alegato inicial. Por This Is It, según Modabber, no corresponde que el productor cobre nada, ya que "no hizo nada del trabajo". Sin embargo, el abogado John Branca, que trabajó durante mucho tiempo con el Rey del Pop y hoy es coejecutor de su herencia, admitió durante su testimonio que había sido un error no incluir a Jones en los créditos del film y el disco en vivo, y también dijo que los herederos le ofrecieron a Jones entre dos y tres millones para cerrar el caso, que es lo que él cree que se le debe al productor.

Branca y McKool discutieron acerca de la definición de "videoshow" que figura en el contrato de Jones, porque según los herederos de Jackson eso corresponde sólo a los clips del cantante y no a películas como This Is It o a performances en vivo como la del Cirque du Soleil. Según Variety, en los próximos días el veterano productor declarará en el juicio, que se espera que dure tres semanas.