27/11/2016

Como "protesta", prenden fuego $ 97 millones en memorabilia punk

No hay futuro.

burnpunklondon / Instagram

Joe Corré, hijo del mánager de Sex Pistols, Malcolm McLaren, incendió cajas con grabaciones, pósters y otros objetos de memorabilia punk durante una "ceremonia" realizada el sábado a la tarde en un bote sobre el río Támesis, en Londres. Los productos tenían un valor de mercado aproximado de 5 millones de libras, unos 97 millones de pesos.

Acompañado de su madre, la diseñadora Vivienne Westwood -considerada una pieza clave del desarrollo de la estética del género-, Corré prendió fuego las piezas históricas como protesta por las celebraciones que se llevan a cabo en la capital británica por el 40º aniversario del lanzamiento de "Anarchy in the UK".

"El punk nunca quiso ser nostálgico y no podés aprender a ser punk en un taller en el Museo de Londres", dijo el organizador de la protesta, propietario de una marca de ropa interior. "El punk se convirtió en otra herramienta de marketing para venderte cosas que no necesitás. La ilusión de una opción alternativa, el conformismo bajo otro uniforme".

Mientras prendía fuego los elementos, Corré remarcó su malestar por vivir "en una época en la que podés comprar 'punky nuggets' en McDonald's, una tarjeta de crédito de 'Anarchy in the UK' con una tasa del 19% anual, seguros de autos punk rock y pantalones sado de Louis Vuitton". "London está siendo limpiada socialmente y convertida en un parque de diversiones para corporaciones, cadenas de tiendas y especuladores que no pagan sus impuestos", agregó.

Además de la memorabilia, el heredero quemó muñecos que representaban a la premier británica Theresa May y al exprimer ministro David Cameron, entre otros. El incendio fue extinguido rápidamente por un barco del servicio de bomberos local, aunque todas las piezas quedaron destruidas.

En una conferencia de prensa previa, un periodista le preguntó a Corré qué pensaría su padre sobre este acto. "Seguramente estaría orgulloso de mí y diría que es graciosísimo", dijo.

En mayo, cuando se había anunciado la posibilidad de que se realizara la quema, John Lydon indicó su descontento por la medida. "Si vas a destruir 5 millones de libras de algo, ¿no es mejor venderlo y donar la plata a una obra de caridad?", dijo. "Sos un experto en lencería egoísta de mierda. ¿Por qué no prendés fuego tus propios corpiños?", comentó en referencia a Corré en diálogo con el diario inglés Metro.