06/04/2019

Por qué se reunió Macri con productores de shows internacionales

Una charla con 21% más de alegría.

Presidencia
Macri

Horas después de que la Casa Rosada emitiera una gacetilla de prensa con el título “El presidente Menem…”, otro mensaje oficial llamó la atención, aunque por diferentes motivos: cinco directivos de las principales productoras que organizan shows de artistas internacionales en la Argentina se reunieron el viernes por la tarde con Mauricio Macri en la Quinta de Olivos, según se anunció desde Balcarce 50.

Del encuentro participaron Daniel Grinbank, titular de DG Entertainment (responsable de los recitales de los Rolling Stones y Roger Waters, entre otros); Fernando Moya, de Ozono Producciones y T4F (Paul McCartney, Stone Temple Pilots); Diego Finkelstein, de DF Entertainment (Lollapalooza Argentina, Coldplay); Sebastián Carlomagno, de Move Concerts (Shawn Mendes, Iron Maiden) y Martín Alfiz, de Alfiz Producciones (Tribalistas, Silvio Rodríguez).

También fueron de la partida Sebastián Blutrach y Graciana Maro, de la cámara de productores de espectáculos Aadet, y Pablo Kompel, productor teatral a cargo del Paseo La Plaza y el complejo Metropolitan. Pablo Avelluto, secretario de Gobierno de Cultura, acompañó a Macri.

¿Por qué fueron? Según la gacetilla de Presidencia, “los empresarios le agradecieron al Jefe de Estado la firma del decreto 222/2019, que establece normas sobre la aplicación del IVA cuando contratan a un artista o espectáculo extranjero”.

Dos días antes de Nochebuena, el Congreso había aprobado la ley 27.346, que -además de modificar el Impuesto a las Ganancias y de sumar tributos a los juegos online, entre otras cuestiones- creaba la figura del “responsable sustituto”. La lógica es similar a la que llevó a que Netflix y Spotify cuesten un 21% más en la Argentina: si una productora contrata a un artista internacional para un show, al cachet debía sumarse el IVA al igual que si se tratara de un músico local. Como los extranjeros no tienen domicilio fiscal en el país, la responsabilidad a la hora de retener el dinero y pagarle a la AFIP recaía en los organizadores.

Inevitablemente, ese 21% adicional iba a repercutir en los precios de las entradas; por ese motivo, los productores nucleados en Aadet reclamaron formalmente quedar excluidos de la nueva norma. “Esto hacía inviable traer artistas extranjeros a la Argentina, más teniendo en cuenta la devaluación del año pasado”, le dijo Blutrach, dueño del teatro El Picadero, a Tiempo Argentino.

Así, a fines de marzo, un decreto firmado por Macri, Marcos Peña y Nicolás Dujovne eximió al teatro y la música de las actividades que deberán pagar IVA al contratar este tipo de servicios, siguiendo la tónica de una ley de 2006 que ya había hecho una aclaración similar.

En la reunión, los empresarios aprovecharon para plantearle a Macri su visión sobre el futuro de su actividad. “Nos invitó a Olivos para intercambiar cómo está el sector. Nosotros comentamos que está deprimido como todas las actividades productivas en la Argentina y que dependen del consumo en general”, agregó Blutrach sobre la charla.

Aadet fue históricamente la cámara empresaria de los propietarios de salas y productores de teatro, pero en los últimos años sumó entre sus filas a organizadores de shows musicales. DG, Ozono, DF, Move y Alfiz integran la nómina de socios junto a otras empresas de la industria como Lauría, Ciudad Cultural Konex y Gonna Go Producciones, esta última en el rol de “adherente”.