24/04/2018

Pez desmintió las denuncias por abuso contra su baterista

"Sólo corresponde decir, de forma pública, que no existió".

Pez

Tras haber suspendido un show el fin de semana pasado en Burzaco, Pez publicó anoche un comunicado en su página de Facebook rechazando una denuncia de abuso contra su baterista, Franco Salvador.

En la acusación, publicada de forma anónima en el blog Ya no nos callamos más, una mujer asegura haber sido abusada "estando totalmente inconsciente" durante una gira por la Patagonia del grupo, a principios de 2017. Según indica el relato, los integrantes de la banda habían invitado a ella y a sus amigas "a fumar al hotel". “Les digo que también podemos ir a tomar una birra a algún lugar, pero terminamos yendo al hotel, charlamos, fumamos, era tarde, me dormía sentada, nos invitaron a quedarnos, ahí es cuando Franco me habla, me dice que me acueste, lo hago, realmente no podía moverme para irme a dormir a otro lado".

"En el momento que me acuesto comienzo a dormirme, siento su mano en mi vientre, lo saco, me fui quedando dormida. Cuando me despierto, me había sacado el pantalón y tenía la bombacha bajada. Fue horrible, pienso en ese momento y lloro, escribo esto y lloro”, agrega.

Tras la publicación, Pez anunció que suspendía el show previsto para el sábado pasado en el bar El Amparo de Burzaco. En la página de Facebook del lugar, los integrantes de la banda aseguraron que que desconocían por completo el hecho citado, que se ponían a disposición de quien había realizado la acusación “para aclarar lo que sea necesario” y que entendían “la sensibilidad y complejidad que el asunto conlleva”. “No somos ajenos a lo que sucede en la sociedad”, terminaba el comunicado.

Ayer, Pez publicó un texto en su propio Facebook, en el que comenzaba pidiendo disculpas por tardar dos días en contestar. “Pensamos mucho y hablamos entre nosotros, con familia y amigos, con nuestras compañeras. Queremos ser claros y precisos. Defendemos las luchas de las mujeres, queremos un mundo que reconozca sus derechos sin mediaciones y creemos que la cultura debe ser un ámbito más para lograrlo”, escribieron.

Después, abordaron directamente la denuncia: “Sobre el hecho de abuso y violencia relatado en la publicación sólo corresponde decir, de forma pública, que no existió. Tampoco hubo relación sexual, ni consentida ni no consentida: no hubo relación sexual”.

“No vamos a escondernos ni a mirar para otro lado. Sabemos que la relación entre músicos y seguidores, muy especialmente seguidoras, supone una base desigual que en muchos casos puede reproducir patrones patriarcales. El rock arrastra una larga historia de casos así. Asumimos el compromiso de revisar cómo se construyen estos vínculos y queremos aportar a este debate. Estamos a disposición para lo que necesiten y esperamos que todo esto se aclare lo más rápido posible”, escribió la banda liderada por Ariel Sanzo. Horas después, la página de Facebook dejó de estar disponible temporalmente.

Luego de conocerse ese descargo, en la misma red social comenzó a convocarse un escrache para el próximo show del grupo, previsto para el 11 de mayo en Niceto Club. “Por encubridores. Por haber elegido deslegitimar el testimonio de una víctima de abuso. Por ser unos machos de mierda. Por sostener un discurso patriarcal. Por muchas cosas más. Escrache a Pez”, indica el texto de la convocatoria.

En caso de sufrir violencia de género, llamá a la línea gratuita 144 desde cualquier punto del país, las 24 horas.