08/08/2020

Para Paul McCartney, Las Vegas es "el cementerio al que los rockeros van a morir"

Y no hablaba de la cancha de Colón.

Gentileza
Paul McCartney

En una entrevista, Paul McCartney definió a Las Vegas como “el cementerio al que los rockeros van a morir”. En diálogo con GQ, el ex beatle se distanció de varios de sus colegas que hacen residencias en la Ciudad del Pecado al asegurar que no hay nada que lo atraiga de hacer un ciclo de shows en la capital mundial del hotel casino.

La declaración no debe haber hecho feliz a los contadores de Paul McCartney, ya que Elton John y Rod Stewart han cosechado cientos de miles de dólares por los mismos shows en Las Vegas que Macca se niega a brindar, cuarentena aparte. “Nada me atrae de esa idea. Vegas es donde vas a morir, ¿no? Es el cementerio de elefantes”, dijo. Las finanzas parecen no perturbarlo, ya que Sir Elton recaudó la nada envidiable suma de 297 millones de dólares por sus dos residencias en Nevada. Su ganancia es modesta al lado de la de Celine Dion, que llegó a juntar 681 millones de dólares por sus shows en el mismo lugar entre 2013 y 2019. 

Conocido por sus conciertos maratónicos, Sir Paul tiene además un segundo prurito respecto a este tipo de shows: la duración. En una suerte de acuerdo tácito, los intérpretes que aceptan hacer residencias en Las Vegas tratan de limitar sus espectáculos a 90 minutos para que los dueños de los casinos puedan recuperar el dinero invertido en el sector de apuestas. 

En la misma nota, Sir Paul también se negó a hacer una serie de shows en Broadway a la manera de Bruce Springsteen, ya que eso sería “seguir una moda”, según sus palabras. “La idea está bien, pero creo que prefiero tocar con mi banda para un público masivo, o incluso más reducido, no me importan las salas chicas. Hago un segmento en solitario en el medio de mis shows, por ahora, y hacer todo un recital en ese formato no es algo que crea que me interese”, agregó. 

Paul McCartney aprovechó la oportunidad para declarar que se sintió “bastante herido” cuando fue señalado como el responsable de la separación de The Beatles en 1970. Para el autor de “Band on the Run”, hubo un malentendido de que los cuatro músicos se odiaban entre ellos al momento de la disolución del grupo, aunque reconoció que había una serie de disputas irreconciliables y que la única manera de sortearlas fue demandar a sus excompañeros de banda. 

Para Macca, la vía judicial fue la única manera posible de obtener la tutela sobre el material que hizo posible la serie Anthology, la remasterización de la discografía de la banda y el inminente documental Get Back, dirigido por Peter Jackson. “Si no hubiera hecho eso, todo eso habría pertenecido a (el exmanager) Allen Klein. La única manera que me quedó para sacarnos de ahí fue hacer eso”, explicó. La decisión le valió no sólo ir a la justicia contra su antigua banda, sino que además que John Lennon le dedicase la mordaz “How Do You Sleep?”, una herida que aparentemente sigue sin cicatrizar a la fecha.