24/06/2019

Morrissey ratificó su apoyo a la ultraderecha británica

CanceladísiMozz.

Trigo Gerardi / Gentileza
Morrissey

Aunque haya retomado su carrera discográfica y haya vuelto a girar por el mundo, Morrissey ha convertido en costumbre el volverse noticia por asuntos ajenos al arte. Y hoy no va a ser la excepción: en un posteo en su sitio personal, el cantante ratificó su apoyo a Anne Marie Waters, fundadora de For Britain, un partido de la ultraderecha británica.

La publicación es el fruto de una charla que el músico mantuvo con su sobrino y que fue publicada hoy en Morrissey Central, el blog creado por el ex The Smiths para dar a conocer opiniones luego de avisar que no hablaría más con la prensa luego de sus polémicas declaraciones sobre las denuncias contra Kevin Spacey.  “Creo que Anne Marie Waters es la única líder política británica capaz de unir a la izquierda y la derecha, y nadie más quiere hacer eso. El Reino Unido es un lugar peligroso y lleno de odio, y creo que necesitamos a alguien que detenga esta locura y hable por todos, y veo a ella como esa persona”, explicó. El músico ya había aparecido en el programa de Jimmy Fallon utilizando un pin de For Britain en la solapa de su saco y, a partir de las reacciones del público, el video fue dado de baja del canal de YouTube del late night show.

Waters intentó comenzar su carrera política como legisladora del Partido Laborista y, tras fracasar, se alió a UKIP, un partido de extrema derecha, antes de fundar el suyo en 2018. En los últimos años, elogió a políticos de la derecha nacionalista europea como Marine Le Pen y Geert Wilders (de Francia y Holanda, respectivamente), y su plataforma está basada en una persecución al Islam y el cierre (al menos parcial) de las fronteras del Reino Unido, al punto de acusar a la Unión Europea de “conspirar para convertir a Europa en un estado musulmán”.

Sin embargo, Morrissey asegura que nunca escuchó a Waters manifestarse en términos racistas. “Si llamás a alguien de esa manera en la Gran Bretaña moderna, le estás diciendo a los demás que te quedaste sin palabras. Estás cerrando el debate y huyendo. La palabra no tiene sentido hoy en día”. El cantante aseguró que “en definitiva, todos siempre terminan prefiriendo a su propia raza” y fue aún más lejos al sostener que “la diversidad difícilmente sea una fortaleza si cada uno tiene ideas que nunca van a ser correspondidas”. Luego apuntó sus dardos a las políticas migratorias: “Si las fronteras son algo tan terrible, ¿entonces por qué siquiera existen? Las fronteras traen orden. No veo cómo oponerse a la matanza Halal (Nota: un conjunto de prácticas musulmanas, generalmente relacionadas con alimentos) me hace racista cuando me opuse a todas las formas de matanza de animales toda mi vida”.

Morrissey también comparó a los medios críticos con él con el Ku Klux Klan (“compartí nuestro punto de vista o te vamos a romper la cara”) y aseguró que no fue convocado al show para conmemorar a las víctimas del Manchester Arena porque él “sí hubiera recordado con ira” (un juego de palabras con “Don’t Look Back in Anger”, de Oasis, convertida en himno de esa causa). “Hubiera cantado ‘World Peace Is None of Your Business’ o ‘Life Is a Pigsty’, algo sincero y con contenido. Si mis hijos hubieran sido asesinados ahí, no estaría prendiendo velas y a los abrazos. Estaría envuelto en una ira rabiosa”.