20/04/2021

Morrissey contra Los Simpson: "El odio mostrado hacia mí es objeto de demanda"

Que no viva el hate.

Cecilia Salas
Morrissey

Ahora sí: Morrissey le contestó a Los Simpson. Después del estreno del último capítulo de de la serie, en el que el cantante aparecía representado, la página oficial del vocalista había publicado un comunicado que, luego aclararon, fue firmado por su mánager. Allí se señalaba que Moz era mostrado de forma ofensiva y discriminatoria. También, afirmaba y remarcaba cómo la familia amarilla había empeorado con el tiempo y cómo eso se veía reflejado en los índices de audiencia de los últimos años. Luego del revuelo, apareció él con un texto publicado en su web oficial, y podés leer el texto completo al final de esta nota.

La carta, ahora sí firmada por Morrissey, se titula “Hola, infierno” y comienza diciendo que será su primer comentario, y con suerte el último, sobre el episodio en cuestión (podés leerla completa al final de la nota). "El odio que los creadores de Los Simpson han mostrado hacia mí es obviamente objeto de demanda, pero una que requiere más fondos de los que yo posiblemente podría reunir para aceptar el desafío", dice el músico. "Tampoco tengo establecido un escuadrón de abogados listos para atacar. Creo que esto en general es sabido, y es la razón por la cual soy atacado de manera tan descuidada y ruidosa". En otro momento de la carta, agrega: "Escribir para Los Simpson, por ejemplo, evidentemente solo requiere una completa ignorancia".

En la mayor parte de su extensión, sin embargo, el texto de Morrissey se enfoca en cómo se siente perseguido por la prensa en general y las acusaciones de racismo que han caído sobre él en más de una oportunidad: “Desde mi primera entrevista varias décadas atrás, tuve que lidiar con acusaciones horribles, al punto en que se entiende que 'así es como escribimos acerca de Morrissey'. En otras palabras, estoy acostumbrado. Ya me arrojaron horror suficiente como para matar a una manada de bisontes”.

El apoyo del cantante a For Britain, un movimiento de ultra-derecha británico, ha sido blanco de críticas no solo por la prensa sino también por sus propios fans. Acostumbrado entonces, quizás, es así como se despide, aclarando que no tomará acciones contra la serie. “La vida es difícil, y tenés que afrontarla por tu cuenta. Incluso con un ejército de abogados imposible de imaginar, todo se puede arreglar… menos el corazón humano”. 

A continuación, el comunicado entero.

“Hola, infierno”

Este es mi primer comentario (y con suerte el último) sobre el episodio de Los Simpson, que sé que enojó a mucha gente. El odio que los creadores de Los Simpson han mostrado hacia mí es obviamente objeto de demanda, pero una que requiere más fondos de los que yo posiblemente podría reunir para aceptar el desafío. Tampoco tengo establecido un escuadrón de abogados listos para atacar. Creo que esto en general es sabido, y es la razón por la cual soy atacado de manera tan descuidada y ruidosa. 

Sos especialmente odiado si tu música afecta a la gente de una manera fuerte y hermosa, ya que la música ya no es necesaria. De hecho, la peor cosa que podés hacer en 2021 es darle un poco de fuerza a la vida de los demás. No hay lugar en la música moderna para nadie con emociones fuertes. Se establecieron límites en el arte, y ningún sello va a contratar a un artista que sea capaz de responder. 

De cualquier modo, perdónenme, todos sabemos esto porque podemos ver cómo la música y el mundo en general se han vuelto un lío fascinante, y debemos dejarlo girar insoportablemente, porque la libertad de expresión ya no existe más. Todos lo sabemos. En mi caso, nada sobre mi vida ha sido una cuestión de hecho, nada acerca de mis canciones ha sido jamás una cuestión de hecho… ¿así que por qué deberían serlo ahora? Desde mi primera entrevista varias décadas atrás, tuve que lidiar con acusaciones horribles, al punto en que se entiende que “así es como escribimos acerca de Morrissey”. En otras palabras, estoy acostumbrado. Ya me arrojaron horror suficiente como para matar a una manada de bisontes.

Las acusaciones vienen por lo general de alguien con un loco deseo de importancia, no operan a un nivel muy alto. Escribir para Los Simpson, por ejemplo, evidentemente solo requiere una completa ignorancia. Pero todas estas cosas son muy fáciles de decir para mí. En un mundo obsesionado con las Leyes del Odio, no hay ninguna que me proteja. Por lo general, los papeles del escándalo (¿todavía tenemos que llamarlos “diarios”?) intentan herir psicológicamente a un artista y luego, con suerte, cosechar el odio suficiente contra ese artista para que se lo lastime físicamente. 

Las teorías falsas sobre la raza son ahora el aspecto más común (y el más aburrido) de toda crítica, y seguiría siendo así hasta que las acusaciones de racismo sean en sí mismas ilícitas. He visto a “fans de los Smiths” ser atacados por la prensa británica con el argumento de que los “fans de los Smiths” son demasiado retrasados como para entender qué clase de persona soy;  vi al público moderno de Morrissey ser ridiculizado por la prensa británica con la convicción de que ellos tampoco podrían saber quién soy, y perdí varios amigos de alto perfil porque ya no podían vivir más con el acoso durante día y noche de los periodistas británicos, que tienen una angustia suicida porque no pueden instar a las personas que me rodean a recabar incidentes reveladores de racismo.

Esta batalla agotadora la libro solo, aunque estoy muy agradecido a la escritora Fiona Dodwell por sus elocuentes apreciaciones sobre la victimización que ahora se asocia automáticamente con mi nombre, y que se celebra en el último episodio de Los Simpson

La gente me pregunta constantemente por qué no tomo represalias, sobre todo después de la difamación pública de Sky Sports. La respuesta está en las primeras líneas de este texto. 

La vida es difícil, y tenés que afrontarla por tu cuenta. Incluso con un ejército de abogados imposible de imaginar, todo se puede arreglar… menos el corazón humano. 

Es más fácil para mí no continuar con esto. Sabés que no podría durar.

MORRISSEY

19 de abril de 2021, Los Angeles.