28/02/2020

Maroon 5 se defendió de las críticas tras su show en Viña del Mar

La movida del verano.

Fox Channel / Captura de TV
Maroon 5

Por unas horas, la crisis política y social dejó de ser el tema más comentado en Chile... para darle paso a Maroon 5. La banda liderada por Adam Levine subió ayer jueves al escenario del Festival de Viña del Mar, pero su desabrida presentación generó debates y quejas de tal magnitud que forzaron a un pedido público de disculpas.

Primero, los hechos: Levine y compañía se ubicaron en el escenario de la Quinta Vergara media hora más tarde de lo acordado, por lo que un comediante local debió convertirse en telonero improvisado para evitar el tiempo muerto. Durante el recital el frontman se mantuvo serio, casi sin interacciones con la platea; el setlist se limitó a apenas 15 canciones, sin diálogo de cierre con los presentadores del evento y salteando la entrega de las "gaviotas", los premios que otorga la organización en base a la respuesta del público.

"Eso fue un programa de TV, no fue un recital", se lo escucha decir al cantante en un video grabado con un celular en el pasillo que une el escenario con los camarines y difundido por medios locales. A partir de ahí comenzaron las elucubraciones: que la banda no sabía que el show iba a ser emitido por televisión, que no dejó que nadie les dirigiera la palabra, que decidieron no subir al escenario hasta que no quedara ningún técnico chileno cerca. Nada que no podría suceder en los programas argentinos de la tarde.

Para desmontar las críticas, el grupo le envió un comunicado a Billboard. "Desafortunadamente, durante la presentación, la banda encontró numerosas dificultades técnicas, incluyendo problemas en los monitores (...) Esto creó una situación muy difícil a a hora de ofrecer un show normal. Maroon 5 ama a sus fans chilenos", escribieron, agregando que debieron reforzar la seguridad en la llegada al festival para evitar a manifestantes.

Un rato más tarde, Levine grabó un mensaje que publicó en la cuenta de Instagram de la banda. "Nos tomamos muy en serio cada concierto, a veces demasiado en serio. Para ser totalmente franco, me molestó la calidad del sonido y dejé que eso impactara en mi desempeño, lo que no es profesional y me disculpo por ello". "Tuve obstáculos ayer y a veces es difícil sobreponerse", agregó.

El mal trago de Viña del Mar tendrá su compensación para los fans chilenos este viernes por la noche, con un show en el estadio Bicentenario de La Florida, en Santiago. De este lado de la cordillera, la historia seguirá este jueves 12 en el Campo Argentino de Polo de Buenos Aires.

Si Maroon 5 será bien recibido por sus seguidores trasandinos en ese último recital en Chile es un misterio al momento de escribir estas líneas. Lo que sí es posible confirmar es que, a juzgar por las reacciones en redes sociales, el debate sobre la actitud de Adam Levine sobre el escenario está cerrando la grieta de aquel país.