23/03/2021

Las cenizas de Lemmy Kilmister fueron puestas en balas

El as de la pólvora.

Cecilia Salas
Lemmy Kilmister

Está claro que con la muerte de Lemmy Kilmister se fue uno de los últimos arquetipos de estrella de rock que quedaban en el mundo. Casi 50 años de carrera incluyeron historias de drogas, sexo, mucho alcohol y una banda de rock legendaria como Motörhead. Pero Lemmy pensó incluso en mantener esa imagen hasta la eternidad: uno de sus deseos antes de morir fue que sus cenizas fueran puestas en casquillos de balas y enviadas a sus amigos más cercanos. 

Según confirmó la banda desde sus redes sociales oficiales, la carta que acompañaba a las balas decía: “Todos sabemos que Lemmy conocía a muchas personas, pero tenía pocas a las que consideraba amigos y menos aún a las que consideraba familiares. Como sos una de esas personas a las que consideraba familia, nos gustaría compartir un pedacito de él con vos. Lemmy tocó todas nuestras vidas de una manera que no creo que ninguno de nosotros pueda olvidar jamás, pero con estas cenizas no solo guardás los recuerdos que tenés, sino que también mantenés a Lemmy con vos para siempre. Él era Lemmy. Tocó Rock'n'Roll. No lo olvides".

La noticia circuló luego de que Riki Rachtman, el presentador de Headbangers Ball (MTV), mostrara fotos de la caja junto al mensaje. La bala llevaba, además, la particularidad de la inscripción del nombre del líder de Motörhead en el casquillo y un ovillo que ofrece la posibilidad de convertirla en colgante.

Lemmy murió víctima de un cáncer terminal. Durante 2015 había tenido que interrumpir shows y posponer fechas. El 9 de enero del año siguiente, días después de su muerte, se celebró una despedida y homenaje con muchos de sus colegas. Allí estuvieron Dave Grohl, Lars Ulrich y Robert Trujillo, Rob Halford, Slash y más. En esa ceremonia se mostró la urna que contenía las cenizas diseñada con el sombrero emblemático del bajista.