10/08/2017

La vuelta de los Ratones Paranoicos, en 17 frases

Juanse y compañía vuelven a vivir en la otra calle.

Seis años se mantuvieron los Ratones Paranoicos fuera de los escenarios hasta caer víctimas de la ola de regresos que azota al rock argentino. Anoche, en una conferencia de prensa en el teatro Sony, los cuatro miembros originales (Juanse, el bajista Pablo Memi, el guitarrista Sarcófago Cano y el baterista Roy Quiroga) volvieron a mostrarse juntos y hablaron sobre los motivos de la vuelta.

Un supuesto “problema técnico” forzó a los periodistas a salir del recinto justo antes del inicio del evento. Cuando la multitud ya esperaba sobre la vereda, un double decker estilo inglés estacionó sobre la calle Cabrera; el descenso de los músicos del colectivo, que hizo las veces de limusina, dejó en claro que todo era un guiño premeditado.

La conferencia de prensa, que incluyó un breve set, fue la antesala del show que se llevará a cabo el sábado 16 de septiembre en el Hipódromo de Palermo y del que se asegura ya se vendieron unas 10 mil entradas. A continuación, algunas de las frases destacadas de Juanse.

“Nosotros estábamos bien enfocados en nuestras cosas. Esto se dio porque hubo mucha naturalidad para reunirnos a partir de una oferta concreta y muy seria, y llegamos a la conclusión de que era el momento de reintegrarnos a nuestra actividad, que es la que nos da de comer”.

“Nos da mucha felicidad tocar y hacer rocanrol. Eso nos hace tener las expectativas muy altas”.

“Vamos a sacar un disco de este regreso. Estamos preparando el mejor show que estamos en condiciones de brindar. Por lo general nos gustó siempre lo que registrábamos en vivo, así que por qué no hacerlo”.

Las redes sociales a veces cumplen funciones muy negativas, pero en este caso fue muy positivo, porque hubo una organización entre las personas que querían ver a la banda, y tal vez muchos nunca la habían visto en vivo. Nosotros extrañamente prestamos atención a eso, cosa que no sé si hubiéramos hecho estando unidos como banda. Sí estamos unidos en lo personal y humano, en nuestra amistad”.

“Cuando yo era chico se estilaba mucho en Mar del Plata en temporada alta eso de los espectáculos ‘a pedido del público’. Este es un regreso a pedido del público, así que estamos muy agradecidos”.

“Los Ratones es una banda que desde el año 92 tuvo una actividad muy importante. No fuimos nunca de decir ‘vamos a escondernos para generar expectativas y después llenar este o cual lugar’. Tocamos en todos los lugares que pudimos. De hecho, del 92 a 2011 nunca bajamos de los 90 o 120 shows anuales, y eso ejerció una presión sobre nosotros, en particular sobre mí”.

“Cada uno tuvo que hacer su propia experiencia personal y yo creo que lo mejor que le puede pasar a un grupo de rock
es tener bien los pies sobre la tierra y saber que cada uno cumple una función y disfrutarla en su conjunto”.

“Nos reunimos muy secretamente, aunque al final se enteró todo el mundo porque alguien lo filmó. Hablábamos y nos dijimos un montón de cosas que queríamos decirnos. Pablo en un sector de su casa tiene armado un sector con guitarras acústicas y un contrabajo, y tocamos ‘Destruida roll’ y ‘Boogie’ y fue automático. Hacemos todo el revés del estándar, porque lo que menos notamos fue que habíamos estado todo este tiempo sin tocar juntos”.

“Estamos en un plano de ensayo de 56, 57 canciones, de las cuales no se asusten que no las vamos a tocar todas”.

“Hicimos dos canciones nuevas que ya las tenemos compuestas. Una se llama ‘Yo te amo’ y estamos muy contentos. Tenemos un montón de canciones más, hechas y por hacer, así que ese no es el problema. El problema es que nosotros cuidamos el asunto más importante que hay hoy en día, que es la salud. Si tenemos salud, vamos a seguir tocando”.

“Nunca firmamos un contrato entre nosotros diciendo ‘vamos a durar 30 años’. Me acuerdo que estábamos adentro del Fiat 600 que tenía Sarco y dijimos ‘Vamos a tocar con los Stones’, y nos reíamos porque lo decíamos en broma. Y terminamos tocando con ellos, yéndonos de gira con ellos… Nunca fue planeado, entonces como nunca fue planeado tenemos que hacer esto, vamos a hacerlo bien”.

“El ratón es el animal más antiguo que hay en nuestra especie después del mosquito, y eso ya está arreglado. Eternos no somos, sí podemos generar y procrear, lo que nunca vamos a abandonar es nuestra paranoia”.

“Una vez fuimos a ver a Pappo, porque queríamos cambiarnos el nombre. El Carpo nos dijo ‘¿para qué querés cambiarte el nombre?’ Le dijimos que estábamos un poco cansados de Los Ratones Paranoicos y él nos dijo: ‘ponele La Puñalada Amistosa’. Imaginate una conferencia de prensa de La Puñalada Amistosa, creo que es mejor ser un paranoico”.

“Lo bueno que tiene ‘El rock del pedazo’ es que lo puede tocar cualquiera. Eso es fundamental, a mí me gusta que las canciones las pueda tocar cualquiera”.

“Lo nuestro es una cena, la escena la dejamos hace rato. Somos artistas malos, mediocres, buenos… eso lo considera el público. No tenemos la menor duda de que somos músicos y es lo único que sabemos hacer. No tenemos ni pizzería ni… yo no sé vender nada, mucho menos comprar. Lo único que sabemos es tocar”.

“Nunca buscamos esa manufacturación del éxito. Somos conscientes de que somos una banda de rock and roll y realmente nos tienen que atar para que no toquemos, porque sino podríamos tocar en cualquier lado. En un bebedero, en una pizzería… ya lo hicimos una vez. Las otras bandas, que son increíbles y muchas nos han influenciado, preparan todos sus pasos, hay un enorme negocio alrededor del regreso”.

“Va a haber músicos de sesión que van a estar con nosotros, y hago la invitación y formal para que el Zorrito Von Quintiero se sume para compartir esto también con nosotros”.