22/11/2017

De La Rivera denuncia a una empresa sanjuanina por plagio

Una agencia de turismo con poca fantasía.

Facebook / Gentileza

“Si te parece bien contratar a una empresa que anda robando y falta el respeto a gente talentosa que se esfuerza por su carrera, llamalos”. “El plagio es un delito. Robarle propiedad intelectual a otros y además menospreciar su reclamo ya es una vergüenza”. Estos son apenas algunos de los mensajes que inundan la página de Facebook de la agencia de viajes sanjuanina Saidel, después de que De La Rivera denunciara que una de sus canciones fue regrabada para un spot publicitario sin su consentimiento.

La banda de Villa María, integrada por los hermanos Tomás y Lucas Rivera junto a Gastón Pérez Rivera, primo de ambos, explicó la situación en una entrevista con La Voz del Interior. “Nos enteramos por un fan de San Juan que nos escribó y nos preguntó: ‘¿están al tanto de esto?’, y nos pegó el link. Ahí vimos que esta empresa usaba nuestra canción ‘Fantasía’. Volvieron a grabar todos los instrumentos, todos los arreglos, con la duración exacta del tema. La cantan igual, pero le cambian la letra”, detalló Gastón.

La versión original, incluida en el disco Family Game (2015) es la siguiente:

La reedición completa realizada por Saidel ya no está disponible en el sitio de la agencia de viajes, aunque un video fue guardado y republicado en el perfil de Instagram de la banda a fines de octubre, cuando dieron a conocer lo sucedido.

En diálogo con La Voz, el cantante del trío contó que enviaron una carta documento y que, tras recibir un primer contacto de modo informal, contestaron asegurando desconocer la existencia del tema o del grupo. “La semana pasada el abogado de ellos nos dijo que no piensan arreglar de ninguna forma y nos invitó a que procedamos legalmente si queremos”, agregó Pérez Rivera, que consideró que la actitud “es como una basureada al hecho de ser una banda independiente”.

“La dueña de la empresa le dijo a nuestro abogado: ‘mirá si le vamos a pagar por esa cancioncita’. Nos vienen basureando fuerte. Tenemos todas las de ganar, está todo registrado”, subrayó el músico, tras lamentar que “si se hubieran comunicado con nosotros lo habríamos arreglado”.

En su página en Facebook, la banda compartió la entrevista incluyendo una alegoría de la situación por la que están atravesando. “Imaginate que fabricás bicicletas. Las pensás, las diseñás y las materializás con los insumos que vos mismo saliste a comprar. Las armás (y las amás)! De lunes a viernes pasás mucho tiempo en el taller viendo cómo podés mejorarlas, creando nuevos modelos, rompiéndote la cabeza a ver cómo pueden ser más cómodas, o más rápidas o más parecidas a lo que las soñaste. Los fines de semana te vas a distintas partes del país (o del continente) a presentarlas, a compartirlas, a mostrárselas a la gente porque para eso fueron creadas y porque las querés con el alma”.

“De pronto, el dueño de una pizzería entró a tu taller y se llevó un par, no se tomó el atrevimiento de cambiarle ni el asiento ni el manubrio, ni mucho menos el cuadro. Le puso unos stickers encima con el nombre de su local y las usa para el delivery con total impunidad. Imaginate todo eso”, comentaron. “Hoy nos pasa a nosotros, pero puede ser el caso de cualquier otra banda independiente”.