28/02/2019

La mansión de Michael Jackson se depreció en un 70 por ciento

La cotización aparece días antes del estreno del documental "Leaving Neverland".

John Wiley - Wikimedia Commons
Michael Jackson

La lucha de los herederos de Michael Jackson por vender la Mansión Neverland parece no tener fin. El inmueble salió al mercado en 2015 por 100 millones de dólares, pero una cotización reciente la valuó en 31 millones , una caída de casi el 70 por ciento.

La propiedad de 1100 metros cuadrados en la que el artista vivió durante desde 1987 hasta su muerte en 2009 cuenta con una pileta de 343 metros cuadrados, una sala de cine para 50 personas, estación de bomberos, canchas de tenis y fútbol, y hasta una estación de trenes. Entre otras extravagancias, supo tener su propio parque de diversiones y un zoológico, pero ambos cerraron sus puertas tras la muerte de Jackson.

El nuevo precio surge a partir de un cambio de agentes inmobiliarios… ¡y de nombre! Neverland Ranch, bautizado así por Jacko en honor a la tierra mágica de Peter Pan, pasó a llamarse Sycamore Valley Ranch. El agente inmobiliario Kyle Forysth le dijo a CBS que es un buen momento para vender, ya que “pasó la etapa de sequía y el valle de Santa Ynez (donde está emplazada la mansión) está floreciendo”.

Sin embargo, se avecinan otras fechas que parecen influir sobre el valor de la propiedad: el 3 y 4 de marzo se estrenarán en HBO los dos episodios de Leaving Neverland, un documental que investiga las denuncias de Wade Robson y James Safechuck, dos hombres que alegan haber sido abusados cuando eran niños por Michael Jackson precisamente en esa propiedad.

El film ya tuvo su preestreno en enero en el Festival de Cine Sundance, celebrado en Park City, Utah, y quienes asistieron a la función lo describieron como si una “bomba hubiera explotado en sus manos”. Previo a la proyección, John Cooper, el director del festival, había advertido que la película podía ser molesta y que en el lobby había asistencia psicológica, en caso de que alguien la requiriese. Según los asistentes, el documental obtuvo una ovación solemne cuando terminó.

En ese momento, los herederos del Rey del Pop calificaron al documental como una calumnia, y lanzaron un comunicado diciendo que el documental era “el tipo de asesinato que Michael Jackson soportó en vida, ahora también en la muerte” y que “la película se basa en alegatos no contrastados sobre hechos que supuestamente ocurrieron hace 20 años”. Michael “trataba a los niños con respeto y nunca les hizo nada hiriente”, agregaron. Luego, la página de IMDb del documental apareció hackeada y en el lugar donde debería figurar el título de Leaving Neverland podía leerse Mentiroso, mentiroso 2: La historia de Wade Robson y Jimmy Safechuck.