08/06/2016

Conocé la foto que Axl Rose no quiere que veas

El muchacho tiene apetito para la destrucción de su imagen.

Cecilia Salas
Axl Rose

Axl Rose está harto de tus gilipolladas. El sitio web TorrentFreak, especializado en temáticas de copyright, descubrió que en las últimas semanas se produjo una "ola" de pedidos a Google para solicitar que varias imágenes sobre el flamante vocalista de AC/DC sean eliminadas de los servidores de la empresa. "Imagen de Axl Rose con derecho de autor. Obsérvese que no se emitió ningún permiso para publicar la misma", indicaban las solicitudes de borrado enviadas al buscador.

Los reclamos, que fueron rechazados por Google y se archivan en una base de datos de acceso público, no están relacionados con múltiples fotos de Axl, sino con una en particular. Se trata de una imagen en la que el cantante no sale demasiado favorecido, y fue publicada originalmente en el diario canadiense Winnipeg Free Presscomo parte de su cobertura de un show de Guns 'N Roses.

Si bien la foto es de 2010, a partir de 2014 se comenzó a popularizar en la web con la aparición del meme "Fat Axl", en la que una caterva de internautas impíos se burlaban del blondo cantante.

¿Tiene derecho Axl a reclamar el copyright de la foto, aunque haya sido tomada por el reportero gráfico Boris Minkievich? Según él, sí. "Confirmamos que todos los fotógrafos acreditados a los shows deben firmar un acuerdo de cesión de derechos, que especifica y limita la forma en la que esas fotos deben ser utilizadas y transfiere los derechos de autor a la agencia de management", le respondió la empresa Web Sheriff, que emitió los reclamos en nombre de Rose, a TorrentFreak.

Los documentos que firman los fotógrafos no suelen incluir cláusulas de cesión de copyright, pero sí limitan la posibilidad de que las imágenes sean publicadas en otros medios o en contextos diferentes al de la cobertura de un show. Este es un ejemplo de contrato, utilizado en el recital de una banda internacional hace algunos meses en Buenos Aires:

Google rechazó todos los pedidos de eliminación, por lo que las imágenes seguirán dando vueltas por la web sin mayor inconveniente. Incluso si la compañía hubiera dado curso a la solicitud, los memes seguirían circulando a través de sitios como Twitter, Facebook, o incluso Silencio, que utilizan otros servidores. De todos modos, la visibilización de las denuncias genera una reacción opuesta a lo que buscaba Axl: tanto los medios como los usuarios de la web comienzan a hablar del tema, y las imágenes de la discordia comienzan a circular cada vez más. Este fenómeno se denomina "efecto Streisand", porque surgió tras un reclamo muy similar hecho por la cantante neoyorquina en 2002.