09/01/2017

Kelly Osbourne revela que Ozzy tuvo una sobredosis en 2002

La hija del "padrino del heavy metal" publicará sus memorias en abril.

Archivo

Ozzy Osbourne sufrió una sobredosis de medicamentos mientras su mujer Sharon peleaba contra el cáncer de colon en 2002, revela el libro que la hija de ambos, Kelly, publicará en abril próximo. En There Is No Fucking Secret: Letters from a Badass Bitch (“No hay un puto secreto: cartas de una perra maldita”), la cantante y panelista de televisión relata detalles de lo que vivió mientras la familia grababa la segunda temporada del reality show The Osbournes y su madre recibía tratamiento por la enfermedad. “Papá estaba ahí en calzoncillos y lo vi meter su mano en un bowl de pastillas, tragarse un puñado de algo, y luego bajarlo con vodka”, escribe en una de las cartas que conforman el texto, según reporta Page Six.

Durante el viaje en la ambulancia que los trasladaba al hospital,  Ozzy se inclinó para ver si Sharon respiraba, narra Kelly. “En ese momento se desmayó con la mano sobre su boca. Los paramédicos trataron de sacarlo y papá, sin saber dónde estaba ni qué hacía, empezó a resistirse. Entonces frenaron y empezaron a llamar a la policía”. Por los ruegos de la hija, el llamado no se hizo; el líder de Black Sabbath continuó viaje con su brazo atado a una barra y, al llegar al sanatorio, la pareja fue internada en cuartos separados. “Papá no podía manejar la idea de perder a mamá”, recuerda.

En otro pasaje del texto, la exjurado de realities cuenta que el fallecido actor Robin Williams visitó a Sharon cuando ella “estaba perdiendo la batalla contra el cáncer”. “Él se trepó a su cama… Se quedó ahí toda la tarde y en toda la casa se podían escuchar las carcajadas. Poco después de que él se fue, ella nos dijo que había decidido volver a la quimioterapia”, remarca Kelly. “Robin Williams ayudó a salvarle la vida a mi mamá”.