19/02/2019

José Palazzo pidió "un debate serio" sobre el cupo femenino y prometió incorporar más mujeres a Cosquín Rock

"La música argentina y el rock argentino necesitan más mujeres tocando".

Cecilia Salas
José Palazzo
José Palazzo, de Cosquín Rock.

Con un video selfie subido a su cuenta de Instagram, el productor José Palazzo explicó su postura sobre el cupo femenino después de la polémica desatada tras la última edición del Cosquín Rock, denunció agresiones contra su familia y pidió un "debate serio" sobre el tema, a la vez que aseguró que trabajará para incorporar más mujeres en la grilla de la edición 2020 del festival.

"Yo respondí que me parecía un desafío muy interesante el cupo femenino. Hice referencia a que muchas de las personas que trabajan en mi productora son mujeres; también hice referencia a que mis dos hijas son artistas plásticas y que mi mamá es artista plástica, y sé de las dificultades que tuvieron ellas para poder pelear su arte. Así que lejos estuve de querer hacer mención al talento de las mujeres. Siempre me referí al número de bandas y a las cantidades de bandas", aseguró al comenzar el mensaje.

"Está bueno aprovechar todo eso para trasladarlo a un debate serio para que busquemos la forma, a través de Cosquín Rock, que es una vidriera muy importante para el rock argentino, de darle más espacio a las mujeres. Este año hubo solo 20 mujeres, y digo 'solo' porque tengo que hacer una mea culpa: este fue un año donde se incluyeron otros estilos musicales, y para eso busqué a personas que me ayuden a hacerlo", dijo, aunque considerando que "seguramente debería haber buscado a alguien" que lo ayudara a convocar más artistas femeninas en la grilla del festival.

"A raíz de este debate, a raíz de esta conflictiva relación que se generó a partir de esto, nosotros vamos a trabajar en la incorporación de más mujeres. Esa es la primera reflexión que hago. La segunda reflexión que hago es que, no obstante los dichos y mi forma de explicar lo que había sucedido, la agresividad fue tan grande pero tan grande que hasta publicaron mi número particular en Twitter y el número de mis hijas en redes sociales. Y las agredieron de una manera tan grave y tan grande que por ahí no dan ganas de sentarse a charlar y a buscar las formas de incorporar sino que dan ganas directamente de no hacer más cosas", señaló.

Acto seguido, el productor remarcó que se puso en contacto "con algunas mujeres artistas muy importantes" a las que admira. "Les conté mi idea y ahora voy a tratar de seguir localizando más artistas que me puedan ayudar a la curación (sic) para que puedan incorporarse más talentos. El talento femenino es muy importante. La música argentina y el rock argentino necesitan más mujeres tocando y nosotros somos responsables de que eso suceda en nuestra parte, y desde nuestro aporte", completó.