20/09/2021

¿Elvis Presley espiaba a John Lennon por pedido de Nixon?

Mentes sospechosas.

Gentileza

La relación entre Elvis Presley y el presidente estadounidense Richard Nixon está rodeada de mitos. El Rey del Rock and Roll, un conservador preocupado por el avance del comunismo, le solicitó una reunión personal al principal mandatario para expresarle sus inquietudes en torno al país, las drogas, los hippies, Las Panteras Negras y más. El presidente republicano no solo accedió, sino que además aceptó un pedido de Elvis de transformarlo en una especie de agente especial del FBI. Para sumar más pimienta a esta historia, Bob Harris, un reconocido DJ y presentador británico, afirma que Nixon le pidió a Elvis espiar a John Lennon: “Le dio instrucciones para que recopilara tanta información sobre Lennon como fuera posible”, afirmó. 

“Nixon detestaba a John Lennon, de verdad lo detestaba”, dijo Harris en una entrevista para el podcast Rockonteurs. Uno de los principales motivos de esa repulsión fue la guerra de Vietnam y cómo el ex beatle siempre se manifestó en contra de su gobierno. Fue por eso que lo señaló como un enemigo de la contracultura e intentó deportarlo. “John estaba atrapado en Nueva York o en Estados Unidos. Sabía que si volvía al Reino Unido, nunca volvería a Estados Unidos de nuevo. No mientras Nixon estuviese en la Casa Blanca. Parecía producto de la imaginación de Lennon cuando decía: `Mi teléfono fue intervenido, me siguen a todas partes´, pero era cierto”, dijo Harris, quien además entrevistó al autor de "Imagine" en esa época.

Elvis le habría solicitado al presidente una reunión en persona en 1970 para discutir temas que lo mantenían preocupado. En medio de la Oficina Oval, el despacho presidencial, el Rey del Rock le dijo a Nixon que Lennon era un "agente a favor del espíritu antiamericano" y que había realizado un estudio profundo sobre técnicas comunistas para el lavado de cerebro, algo que llamó la atención del presidente. Sin embargo, lo que a Elvis realmente le interesaba era conseguir la insignia de la Oficina Antinarcóticos, algo que lo convertiría en un agente federal para luchar contra el avance de las drogas. 

Harris dijo, además, que entre Elvis y John Lennon existió un “odio a primera vista”. "Para John fue un momento muy desilusionante porque amaba los discos de Elvis, descubrir que era un fanático sureño de derecha fue un gran shock". De esta forma, y ante la relación que construyeron entre el presidente Nixon y Elvis, fue que el mandatario le habría pedido espiar al ex beatle durante su estadía en Estados Unidos.