25/10/2016

El motivo por el que Phil Collins odia a Paul McCartney

La discusión es ridícula. Le ponemos la firma.

Por regalías, por polleras, por cuestiones políticas o por alguna distribución no del todo equitativa de los dividendos de alguna gira... Hasta ahora, las disputas en el rock siempre se habían manejado dentro de ciertos parámetros más o menos esperables, pero esta semana Phil Collins decidió llevar las cosas un paso más allá. En medio del anuncio de Not Dead Yet, la gira que lo llevará de regreso a los escenarios europeos el año próximo, el ex Genesis reveló este fin de semana al diario The Sunday Times que desde hace catorce años que mantiene una disputa con Paul McCartney. ¿Qué la origino? Un autógrafo. Sí, eso.

Collins se encontró con el ex Beatle en 2002, en el Palacio de Buckingham, cuando Macca recibió el nombramiento de la Orden del Imperio Británico. "McCartney llegó con Heather Mills y yo tenía una primera edición del libro The Beatles, de Hunter Davies, y le dije, ‘Hey, Paul, ¿te molestaría firmarlo?’", contó el cantante y baterista al diario. “Él me miró y dijo: 'Mirá, Heather, el pequeño Phil es fan de los Beatles’ y sólo pude pensar, ‘Hijo de puta’. Nunca lo olvidé". Por si no había quedado claro, Collins agregó: "Tiene esa cosa cuando te está hablando en la que te hace sentir algo como 'Sé que debe ser muy difícil para vos porque soy un Beatle. Soy Paul McCartney y debe ser muy complicado para vos el poder mantener esta conversación conmigo".

Una vez que sus declaraciones empezaron a circular, el autor de "Sussudio" intentó poner paños fríos al asunto en otra entrevista, esta vez con Billboard, pero las asperezas siguieron estando presentes. "Se contactó conmigo porque estaba enojado y no recibí flores de parte suya", contó. "Lo suyo fue más una cosa en plan 'Sigamos adelante con nuestras vidas'. Y lo lamento mucho si se calentó porque yo medio que dije algo feo sobre él, pero en realidad no fue tan feo. Si las personas no se dice entre sí que a veces sus actitudes podrían ser un poquito mejores, entonces nunca van a mejorar", remató. Vale recordar que además de baterista, cantante y militante del Partido Conservador británico, Collins es fan de los Beatles desde chico y, de hecho, fue uno de los espectadores del show final de los Fab Four en A Hard Day's Night.