06/08/2019

El Indio Solari elogió a Skay y a Gustavo Cerati

Todo un palo, ya lo ves.

Indio Solari

El Indio Solari dijo que “Skay es el mejor guitarrista que hubo acá” y que “Gustavo Cerati era un tipo muy creativo” durante la entrevista que Marcelo Figueras le hizo en su programa Big Bang, por El Destape Radio (que podés escuchar completa abajo). El ex Redondos también habló sobre su estado de salud y su adhesión a la fórmula del Frente de Todos. El escritor y periodista fue quien lo entrevistara para la autobiografía Recuerdos que mienten un poco, y el único con que el cantante habló públicamente en los últimos años.

“Con los Redondos, más allá de la explosión que tuvimos internamente, todo el mundo quiere que nos juntemos. No tiene por qué ser así”, se plantó el Indio Solari cuando apareció el tema de su banda anterior durante la entrevista. “Yo admiro a Skay como guitarrista, creo que es el mejor que hubo acá. Pero que la gente que te quiere no quiera que vos obres de acuerdo a tus principios, a tu manera de ver la vida, a la ofensa que te puede causar una actitud, no me parece que esté bien. El público es dueño de las canciones, pero no es mi dueño. No tiene que decirme lo que tengo que hacer, porque yo tengo que sorprenderlo pateando el tablero y haciendo la música que se me ocurre a mí”.

Cuando Figueras le mencionó que Alberto Fernández nunca había comprado la “grieta” entre los Redondos y Soda Stereo, el Indio Solari dijo que creía que “Gustavo es un excelente compositor”. “A mí la etapa de Soda Stereo fue la que no me llenó nunca”, diferenció. “Quizás un tema, ‘Ella usó mi cabeza como un revólver’, el arreglo de cellos y de la orquesta me pareció que estaba muy bueno, pero creo que fue el único tema que me gustó de Soda Stereo. Pero la campaña de él como solista me pareció muy aventurera y me pareció estupenda, porque a mí me gusta eso, también: salirme del género, no ser respetuoso del género. Y me parece que fue un tipo muy creativo”.

En el comienzo de la nota, el escritor y periodista le pregunto sobre su estado de salud. “Estoy como el culo, pero no por la enfermedad (el cantante sufre de Parkinson) ni mucho menos, sino por cómo están las cosas. Estoy odioso… Se están muriendo pibes… De salud estoy bien. Tengo el despelote de que no me acuerdo de los horarios y están todos mis amigos enfermos, porque están todos cronometrando y avisándome. Se acuerda todo el mundo y yo como un boludo no me acuerdo. Pero estoy bien. Estoy bien en los términos que se puede decir que uno está bien teniendo una enfermedad así, medio jodida”.

El Indio también habló sobre su trabajo junto a Martín Carrizo: “Saca un sonido de guitarras que a mí me gusta mucho. Yo no puedo sacar ese sonido en el estudio. Aparte, es como un hijo mío o un hermano menor, porque lo conozco desde muy chiquito. Ha sido el mejor baterista que hubo acá, en la Argentina, lejos. Y, de pronto, tiene un currículum que es interesante, porque tocó con A.N.I.M.A.L., que fue un grupo top del heavy, después tocó con Cerati y conmigo que, aunque yo no me jacte de ello, también es una importante banda. Así que se ha dado el gusto de tocar quizá con los mejores. Quizá no con los próceres, pero sí con los mejores”.

En el terreno político, Solari, que firmó la carta en apoyo a la precandidatura de Alberto Fernández, subió el tono: “Cuando veo que se están muriendo los pendejos, de alguna manera esta gente se tiene que ir. Y si no, me tengo que ir yo. No soy ni la rata kirchnerista, ni la grieta ni nada. Vi una sociedad que vivía mejor. No tuve la suerte de ver presidentes respetables que puedan hablar a los foros internacionales sin leer y decir cosas que son la posta. Después apareció lo de los choreos y qué se yo. Creo que si todavía no la embocaron es que está muy difícil encontrarte algo”.

“Cuando vos no aparecés en los Panama Papers y aparece el Presidente decís: ‘¿Cómo es la cosa?'”, continuó el cantante. “Es raro. No me puedo ubicar. Me encantaría fusionarme emocionalmente con la sociedad pero no puedo porque la sociedad lo puso a este hombre ahí. Y todavía hay que esperar a las elecciones para ver cómo se dan, no solo por sospecha de fraude sino para ver cómo la gente vota”.