25/08/2021

El bebé de "Nevermind" demanda a Nirvana por explotación sexual infantil

Smells like carancheo

Gentileza Universal

Spencer Elden, el bebé que apareció en la portada de Nevermind, demandó a Dave Grohl, Krist Novoselic y a los representantes de Kurt Cobain por 150 mil dólares, acusándolos de pornografía infantil y explotación sexual. En la denuncia presentada, sus representantes legales afirman que Nirvana violó los estatutos federales de pornografía infantil que rigen en Estados Unidos y que Elden, entonces un bebé de cuatro meses, sufrió lesiones y daños de por vida como resultado de la explotación sexual infantil y comercial que los acusados ejercieron ​​desde que era menor de edad hasta la actualidad.

Según afirma la denuncia, la inclusión del billete de dólar, que se agregó digitalmente después de tomar la foto, lo hace parecer a "un trabajador sexual". "Las imágenes exponen la parte íntima del cuerpo de Spencer y muestran lascivamente sus genitales desde que era un bebé hasta la actualidad", dice el documento que se hizo público. La acusación legal incluye a 15 personas, ya que Elden también demandó a Kirk Weddle, el fotógrafo, al diseñador Robert Fisher y a Universal Music y Geffen Records, los sellos responsables del lanzamiento del disco.

En la denuncia también afirman que el grupo prometió incluir una censura de los genitales del bebé con una calcomanía que diría “Si esto te ofende, debes ser un pedófilo encubierto”, pero no lo hicieron. La relación que Spencer Elden tuvo con Nirvana y ser, justamente, el protagonista de una de las tapas más icónicas de la historia del rock, cambió con el tiempo: de ser solamente una anécdota, a relatar el pago de 200 dólares que recibieron sus padres, para luego contar que de la sesión se fueron a comer tacos. Elden incluso se tatuó a el nombre del álbum en el pecho, posó año a año mostrando "cómo estaba el bebé de Nevermind" y, finalmente, cambió su discurso en torno a la exposición a la que estuvo sometido.