28/06/2018

Damon Albarn acusó a Kanye West de engañar a Paul McCartney

Otra edición de Intrusos en el rock.

Gentileza
The Good, The Bad & The Queen

A un día de que el nuevo disco de Gorillaz llegue a las bateas, Damon Albarn agitó el avispero al acusar a Kanye West de haber “atrapado” a Paul McCartney para “una colaboración abusiva”. La acusación del también líder de Blur hace referencia a “FourFiveSeconds”, un single que el ex beatle y el rapero grabaron junto a Rihanna en 2015.

En diálogo con la revista francesa Nouvel Obs, Albarn explicó el motivo de su enojo: “ Veo a Paul McCartney en el video, pero no escucho a Paul McCartney en la canción”. El músico también aseguró que lo único que quería West era tener el nombre del beatle junto al suyo en los titulares, e incluso aseguró que le envió un mensaje de texto a Macca para que no participase del tema, del cual Paul hizo caso omiso.

Las cosas se pusieron más ásperas cuando el entrevistador comparó a West con David Bowie. “Conozco a esas tres personas (siendo McCartney la tercera) y diría que son todos muy distintos… por ser educado”, dijo, y agregó que Kanye “es como todas las personas que se alimentan de otras personas”.

Casi al mismo tiempo, y en una entrevista con la revista DIY, el ex beatle explicó que el proceso de composición de la canción consistió en él “jugando con la guitarra mientras Kanye pasaba un montón de tiempo mirando fotos de Kim (Kardashian) en su computadora. Terminamos charlando mucho, le mostré un par de ideas y una de esas terminó siendo ‘FourFiveSeconds’”. La alianza entre ambos se llevó a cabo en “dos o tres tardes” en un hotel en Beverly Hills, en el que West estaba instalado junto a su ingeniero que “instaló un par de micrófonos en caso de que algo ocurriese”.

“Yo sólo pensaba ‘¿Vamos a empezar a escribir algo de una vez?’, y resulta que él (por West) lo estaba haciendo. Estaba escuchando mi riff y obviamente sabía que podía usarlo, así que lo tomó, lo aceleró y, de alguna manera, consiguió que Rihanna cantase en el tema”, contó el beatle. A pesar de los dichos de Albarn, McCartney aseguró sentirse bendecido porque “todas estas personas están interesadas en trabajar conmigo y creen que yo puedo aportar algo”. “Para mí es genial, me encanta la diversidad”, remató.