23/01/2019

Ahora vas a tener que pagar para leer Pitchfork

Si tan solo hubiera medios especializados gratis en español...

Internet Archive / Captura de pantalla
Pitchfork

“La voz de más confianza en la música” está a punto de ponerle un precio a su prestigio: Pitchfork, el medio digital estadounidense reconocido por sus reseñas de discos, cobrará para acceder a sus contenidos.

La medida, similar a la que tomaron en la Argentina las versiones online de medios como Clarín o La Nación (incluyendo, en este último caso, a Rolling Stone), se llevará a cabo antes de que termine este año y afectará también al resto de los medios propiedad del grupo Condé Nast. Desde sus oficinas en el One World Trade Center de Nueva York, esa empresa edita revistas como Vanity Fair, Wired o Glamour, la preferida de George Costanza.

La forma en que funcionará el paywall o “muro de pago”, como se conoce en la jerga al sistema de acceso por suscripción a sitios web, aún no está definida ni será igual en todos los casos. “Algunas marcas podrán tener contenido específico de pago y otras contarán con un muro más profundo”, escribió Bob Sauerberg, CEO de Condé Nast, en un mensaje a los empleados difundido por Adweek.

“Cada marca es distinta y cada paywall será distintivo de cada producto”, definió el ejecutivo, asegurando que las audiencias del multimedios “han demostrado que están dispuestas a pagar por contenido de calidad”.

Pitchfork fue fundada en 1996 por Ryan Schreiber, un adolescente de Minneapolis que quería crear un espacio para la música independiente en la incipiente World Wide Web. En 2015, Schreiber le vendió el producto a Condé Nast; en septiembre pasado decidió dejar su puesto de director para convertirse en “asesor estratégico” del medio.

Unos 7 millones de usuarios únicos leen p4k cada mes, según datos de la propia compañía. Si bien sus notas están publicadas en inglés, no son pocos los lectores de países hispanoparlantes que ingresan a la web para leer sus contenidos. Será cuestión de encontrar otros sitios que también publiquen reseñas de álbumes indicando el puntaje con decimales.