03/01/2020

Acusan a un fan de Guns N’ Roses de filtrar más de 90 grabaciones inéditas

Sweet pirata o’ mine.

Katarina Benzova / Gentileza
Guns N' Roses

Un fan de Guns N’ Roses fue intimado judicialmente, acusado de ser el responsable de que se filtrase en la red casi un centenar de grabaciones inéditas de la banda. Universal Music Group asegura que un seguidor llamado Rick Dunsford fue quien soltó en la red 97 temas grabados entre 2000 y 2001, y que no estaban destinados a ser conocidos por el público. 

Según aseguró el sitio TMZ, Dunsford habría obtenido las grabaciones luego de que Tom Zutaut, un exejecutivo disquero que trabajaba con Guns N’ Roses, subastara todo lo que tenía almacenado en un depósito privado. “Es tremendamente decepcionante, triste y desafortunado que un ejecutivo discográfico involucrado con la banda desde sus primeros años considerase apropiado subastar grabaciones inéditas de su antiguo empleador”, dijo el manager del grupo.

Al conocer la noticia, el management de la banda (que en marzo cerrará la edición 2020 de Lollapalooza Argentina) le solicitó en un principio a Dunsford que devolviese las grabaciones a cambio de un reembolso por los 15 mil dólares que él y un grupo de socios habían gastado en el material. Sin embargo, Universal asegura que, un mes más tarde, Dunsford optó por publicar las canciones online, algo que él niega. Incluso, el propio acusado llegó a afirmar que tiene prohibido el ingreso a todos los shows de la banda desde este incidente. 

“Hace poco más de dos meses, me fui a Virginia y había un depósito que pertenecía a Tom Zutaut”; contó Dunsford a la radio WXLP. “No pagaba sus deudas o algo por el estilo, así que subastaron todo lo que había ahí dentro. Un individuo compró el lote y ahí había 20 CDs con grabaciones inéditas de Guns N’ Roses desde 1999 a 2001”, dijo, antes de aclarar que no había sido él quien había filtrado los temas. Para la prensa extranjera es al menos llamativo que tuviese tanto conocimiento del hecho si no fue parte de él, como también su fanatismo por la banda, que se traduce no sólo en una gran cantidad de tatuajes alegóricos, sino también en que su hijo lleva por nombre… sí, Axl.