29/08/2021

A los 85 años, murió Lee "Scratch" Perry, pionero del reggae y el dub

Adiós a The Upsetter.

Donostia Kultura / Gentileza
Lee

Lee "Scratch" Perry, figura clave de la música jamaiquina, murió hoy a los 85 años. El músico y productor que empujó los límites del reggae y abrió el terreno para la creación del dub falleció en un hospital de la ciudad de Lucea. La noticia fue confirmada por el primer ministro Andrew Holness, que dedicó varios posteos en su cuenta de Twitter para celebrar su "increíble aporte a la fraternidad musical".

Perry nació en Jamaica en 1936, y comenzó su carrera en el sello Studio One, donde hizo las veces de DJ, cazatalentos y artista. A mediados de los 60 dio forma a su propia banda, The Upsetters, con la que grabó una serie de singles inspirados en títulos de spaghetti western: "Return of Django", "Clint Eastwood", "The Good, the Bad and the Upsetters". Ya establecido como productor, estuvo tras las consolas en gran parte de la discografía de Bob Marley & the Wailers en la primera mitad de los 70.

En 1973, fundó su propio estudio, el mítico Black Ark, donde comenzó a experimentar con técnicas de vanguardia, como la manipulación de delays a cinta, reverbs y las primeras baterías electrónicas. Sus hábitos no convencionales incluían disparar armas y romper vidrios en el estudio hasta impregnar de humo de marihuana las cintas de grabación para "potenciarlas". Poco después, Lee "Scratch" Perry produjo y coescribió "Police and Thieves" junto a Junior Murvin, que luego fue grabada por The Clash en su debut homónimo. Para agradecer las gentilezas, colaboró con la banda en la producción del single "Complete Control".

En 1978, recibió en su estudio a Paul y Linda McCartney y los acompañó en la grabación de dos canciones que vieron la luz en el álbum póstumo Wide Prairie, publicado pocos meses después de la muerte de Linda. Cinco años después, Perry incendió el Black Ark, convencido de que estaba por espíritus malignos, aunque eso no impidió que continuase trabajando en estudio durante el resto de su vida. En 2003, recibió un premio Grammy por el disco Jamaican ET, y a lo largo de casi 40 años colaboró con Moby, The Orb, Beastie Boys y George Clinton. También formó una alianza con los productores británicos Adrian Sherwood y Mad Professor, y ese vínculo devino en un link local: cuando la dupla estuvo tras las perillas de Wu Wei, el debut de Nairobi, Lee "Scratch" Perry no dudó en participar. Dos años después, el grupo fue su backing band cuando se presentó en Buenos Aires y Córdoba en 2011.