31/07/2019

A 17 días de su comienzo, cancelaron el festival por los 50 años de Woodstock

Final cantado.

Mark Goff / Wikimedia Commons
Woodstock

Después de quedarse sin lugar, sin venta de entradas y sin artistas, y con la fecha pactada como espada de Damocles, los organizadores de Woodstock 50 decidieron bajar la persiana del festival, que había sido pensado para celebrar el medio siglo del gran encuentro de 1969, y que iba a llevarse a cabo del 16 al 18 de agosto.

"Estamos tristes de que una serie de complicaciones imprevistas hayan hecho imposible realizar un festival que imaginamos con una gran grilla que habíamos contratado y con el compromiso social que esperábamos", le dijo a Variety Michael Lang, uno de los cofundadores del festival original, que era parte de la organización de Woodstock 50. "Agradecemos a los artistas, fans y asociados que se quedaron con nosotros incluso en la adversidad. Mis pensamientos vuelven a Bethel y su celebración de nuestro aniversario para reforzar los valores de la compasión, la dignidad humana y la belleza de nuestras diferencias adoptados por Woodstock".

El primer inconveniente que sufrió la organización del festival fue la retirada de Dentsu Aegis Network, la empresa que iba a financiarlo. En ese momento se anunció la cancelación del encuentro, pero el resto de los socios siguieron intentando salvar una nave que hacía más agua que la que cayó en el Woodstock original.

El festival después se trasladó desde el autódromo de Watkins Glen , la ubicación anunciada al principio, a Vernon Downs, un hipódromo ubicado también en el estado de Nueva York. Pero cuando los organizadores no consiguieron los permisos, decidieron pasarse al Merriweather Post Pavilion de Columbia, Maryland. Las entradas nunca se pusieron a la venta y esta semana se anunció que serían gratuitas y repartidas por ONGs.

Entre tantas idas y vueltas, artistas como Jay-Z, Dead & Company y John Fogerty anunciaron que se bajaban de la grilla. Y después de que los organizadores de Woodstock 50 dejaran a los demás en libertad de acción con sus contratos, The Raconteurs y Miley Cyrus también se retiraron. Y entonces llegó la cancelación.