29/07/2019

The Offspring y Bad Religion tocarán juntos en el Luna Park

Punk con punk.

Cecilia Salas
The Offspring

Festipunk con espíritu californiano: The Offspring y Bad Religion compartirán fecha en el Luna Park. Las bandas lideradas por Dexter Holland y Greg Graffin, respectivamente, compartirán fecha en el Palacio de los Deportes porteño el próximo 24 de octubre. Las entradas, cuyo valor todavía no fue dado a conocer, estarán a la venta a través de TicketPortal a partir del 5 de agosto. El show será además la primera escala de una gira conjunta que tendrá sus respectivas paradas en Chile, Brasil y Colombia.

El encuentro del Luna Park significará la ¡octava! visita de The Offspring a la Argentina. Los autores de "Self Esteem" tuvieron un accidentado debut local en 1997, cuando su show se pasó del estadio cubierto de Vélez al extinto Autopista Center con un día de antelación (este dato no es metafórico). La banda regresó a los dos años para dos fechas en el Luna Park, y fue el acto central de dos festivales en sus siguientes visitas: Quilmes Rock de 2004, y Personal Fest de 2008. Después de cinco años, The Offspring regresó a la Argentina en 2013 para tocar en Malvinas Argentinas, el mismo lugar en el que compartió fecha con Dead Kennedys tres años después. Su último show en suelo patrio fue en 2018 y lejos de la Capital Federal, cuando formó parte de la grilla de Cosquín Rock.

Al igual que Holland y compañía, el show del Luna Park también significará el octavo encuentro de Bad Religion con sus seguidores locales. La banda tocó por primera vez en Buenos Aires en Obras Sanitarias en 1993, el mismo estadio al que regresó en 2001. Las cosas fueron un poco menos felices en 2007, cuando fueron parte del Quilmes Rock y debieron salir a tocar mientras daban puertas en el estadio de River, por lo que sus seguidores debieron esperar cuatro años para tener revancha, cuando el grupo tocó en Malvinas Argentinas en una gira que celebraba sus 30 años de carrera. Tras volver a La Paternal en 2014, Bad Religion fue parte de la edición 2016 de Lollapalooza, y al año siguiente fue cabeza de cartel del festival Rockout con dos shows consecutivos en El Teatro de Flores.