03/03/2021

El documental de Ozzy Osbourne se verá en la Argentina

Ladrale a la tele.

Gentileza
Ozzy Osbourne

En la Argentina los gatos tienen siete vidas, pero en Estados Unidos llegan a nueve. O al menos eso rezan los dichos populares en uno y otro lado. Lo cierto es que, como los felinos del norte, algunos artistas han demostrado una capacidad para sobreponerse a enfermedades y excesos dignas de asombro. Y nadie lo ha hecho más que Ozzy Osbourne, así que resulta muy apropiado que el documental que recorre su vida lleve como título Las nueve vidas de Ozzy Osbourne. La película tendrá finalmente estreno en la televisión latinoamericana, el lunes 15 de marzo a las 22.50 por A&E.

"Hubo muchas veces que pensamos 'Oh no, ¿será esta la ultima?", le dijo a Silencio Jack Osbourne, hijo de Ozzy y productor ejecutivo del documental, durante la conferencia de prensa virtual organizada por A&E a propósito del estreno. "Nos reíamos la otra vez con mamá porque al Ozzy Osbourne de los 80 no le habría ido bien en el 2021, lo habrían cancelado muy rápidamente... No lo sé, algunos gatos tiene nueve vidas y otros tienen más. Espero que tenga muchas más". Sharon, la esposa e histórica manager del cantante, también respondió: "Creo que Kelly (la hija de ambos) lo expresa correctamente cuando dice que él es el verdadero Iron Man".

Toda la familia Osbourne aparece en el documental, que fue producido para el ciclo Biography de la señal (que más adelante estrenará otro sobre Gene Simmons), y también hay testimonios de músicos como los Black Sabbath Tony Iommi, Geezer Butler y Bill Ward, más Ice-T, Marilyn Manson, Rob Zombie, Jonathan Davis y Post Malone. Las "nueve vidas" llevan como títulos “Pobreza y prisión”, “El nacimiento del heavy metal”, “Drogas, muerte & divorcio”, “Diario de un loco”, “Matrimonio y caos”, “El pecado definitivo”, “No más giras”, “Papá lo sabe todo” y “Retiro”. Con eso alcanza como para darse una idea de cómo va la cosa, aunque no hay que creer en lo de "retiro": “¿Saben en qué momento me retiraré? Cuando pueda escucharlos poniendo los clavos en mi ataúd. Y aun así, voy a volver para hacer un fucking bis. Porque soy el fucking Príncipe de las Tinieblas”, dice Ozzy en el film.

Durante la presentación, el propio protagonista -difícil de reconocer con el cabello sin teñir y peinado hacia atrás- estableció las diferencias entre John Michael Osbourne y Ozzy, el Príncipe de las Tinieblas. "John era hijo de clase trabajadora. De joven, estaba confundido sobre qué quería hacer en la vida, hasta que escuché a los Beatles y ahí lo supe. Por otro lado, Ozzy es la personalidad pública, quien se presenta en vivo. Pero es demasiado como para manejarlo, eso lo dejo en el escenario".

Ozzy Osbourne sólo respondió preguntas del moderador de la conferencia, y luego dejó a Sharon y Jack a cargo de las respuestas a la prensa latinoamericana. Pero alcanzó para que el ex Black Sabbath tirara algunos conceptos: "Soy una persona muy consciente, me preocupa profundamente mi público. Creo que soy el hombre más afortunado del mundo en el sentido de poder tener esta carrera tan larga y con tanta aprobación. Mi mujer, que es parte de mi carrera, me dirige y me maneja en ese sentido. ¿Mi legado? Es que he tenido la mejor vida que alguien haya podido tener. Salí de la nada y llegué a ser rico; es decir que mi profesión realmente me ha abierto puertas de muchas maneras".

Ozzy Osbourne

Sharon definió al documental como "muy preciso": "No es que estamos tratando de disfrazar algo; es muy real, muy fidedigno. Muestra los triunfos de Ozzy, los momentos duros que ha vivido. Creo que es un gran documental sobre la vida de una persona y él ha tenido una vida increíblemente interesante". La historia de sexo, drogas y heavy metal (pero también enfermedades y accidentes casi mortales) está reflejada con pasmosa honestidad en Las nueve vidas de Ozzy Osbourne. "Todos tenemos arrepentimientos, yo también los tengo", dijo el cantante. "¿Cambiaría algo? Bueno, esas cosas de las que te arrepentís también te hacen quien sos. Y no dejo que dominen mi vida, que la rijan".

El estado de salud de Ozzy, quien fue diagnosticado con Parkinson durante la filmación, apareció entre las preguntas. "Su situación cambia todos los días", explicó Sharon. "Hay días en que está brillante, camina y se siente espléndido, pero a la semana siguiente puede sentirse realmente mal y no tener mucha energía que digamos. Ozzy trabaja con un fisioterapeuta, buscamos cada nueva medicina que sale sobre el Parkinson, los mejores tratamientos para él. Pero no va a estar postrado en una silla, él no toma así la cuestión". Y Jack apoyó: "Ha grabado un álbum, está grabando otro, está grabando otro programa... Su diagnóstico de alguna forma ha cambiado su vida sutilmente pero no la ha alterado drásticamente".

El momento tierno de la conferencia llegó cuando Ozzy, tras decir que su familia era todo para él y que por ellos estaba vivo, respondió que la palabra "amor" significaba "Sharon" y ella dijo "Ozzy". Un besito para el Zoom y a esperar el documental.