21/09/2021

normA publicará un nuevo disco en octubre

Hartos de las canciones que hablan de la playa y el sol.

Gentileza
normA

normA, el cuarteto frenético de postpunk y rockdostonos platense, acaba de estrenar “Amarnos”, un nuevo adelanto de su próximo disco que cuenta con Sergio Rotman de invitado. CRO9UIS, su quinto álbum de estudio, saldrá de forma digital durante octubre y para noviembre estará disponible en su edición en formato vinilo. El single se suma a “D78” y “Yisou”,  y también cuenta con un registro en vivo desde un show que la banda dio durante el aislamiento del que también participó el saxofonista. “Es increíble cuando sube Sergio al escenario, es muy poderoso. Te da mucha energía”, dice Chivas Argüello, el cantante y guitarrista del grupo. 

“En 'Amarnos' está de trasfondo esa necesidad de tratar de ignorar aquellas cosas que no están buenas, que no alimentan, sino disfrutar”, dice Chivas. La canción, con las guitarras y voces filosas ya características de normA, empieza con una pregunta: “¿Qué nos sucedió? ¿Qué fue lo que pasó que nos hizo amarnos?”. Y a partir de ese punto de desconcierto, el grupo se pasea entre lo luminoso del sonido y lo oscuro de la letra para llegar a la ironía del estribillo: “Quiero música triste que nos haga divertir. Dame música triste”. “Es como un deseo de liberarse un poquito de todo eso y al mismo tiempo cuestionar: ¿Qué nos hizo amarnos?", reflexiona el vocalista. "En realidad el tema es una pregunta. Si a veces estamos medio cruzados en lugar de amarnos, vayamos al punto, a lo esencial. En vez de todo lo que rodea al amor, los celos, la mala onda y lo que pueda hacer que se debilite todo eso”, completa.

Como desde su primer disco, rock2tonos (2006), detrás de las perillas técnicas de este álbum está Mariano "Manza" Esain. Sumado a esto, el aporte de Sergio Rotman en saxo es clave para acompañar con su vértigo a un Chivas que pide música triste para bailar, disfrutar, divertirse e ir al lado oscuro para volverse más loco y pasarla mejor. “Rotman nos fue a ver con Mimi Maura en un recital que dimos en Palermo. A partir de ahí siempre tuvimos contacto, pero últimamente fue más frecuente. Lo hemos invitado a tocar, y como nos hemos cruzado más veces empezamos una relación más fluida”. El bagaje de la propia carrera y también de los gustos del Cadillac tenía de por sí muchos puntos en común con aquellos tipos de La Plata que Fito Páez definió como “personajes de John Waters, empastillados, cuarentones, estudiantes de ingeniería. Todos empilchados con camisas que hacen una música muy podrida”. “Sergio es muy melómano, coincidimos en un montón de gustos musicales”, dice Chivas.