16/01/2019

El primer disco de Keith Richards será reeditado en varios formatos

¿Quién carajo es Mick Jagger?

Sante D'Orazio / BMG / Gentileza
Keith Richards

Tarda en llegar, pero al final hay recompensa: aunque los 30 años del primer disco solista de Keith Richards se cumplieron el 3 de octubre de 2018, habrá que esperar hasta el 29 de marzo para conseguir la reedición en diversos formatos que sacará BMG. Talk Is Cheap estará disponible en digital, CD, vinilo, y cajas Deluxe y Super Deluxe. Al pie de esta nota podés ver el lyric video de “My Babe”, el cover inédito de Jimmy Reed que incluirán las ediciones ampliadas.

Talk Is Cheap fue producto de la inactividad de los Rolling Stones, porque el guitarrista nunca había pensado en hacer un disco solista. En 1986 ya había pasado más de una década desde que Keith Richards saliera a los shows de los Rolling Stones con una remera con la frase “Who the Fuck Is Mick Jagger?” (¿Quién carajo es Mick Jagger?), pero las relaciones entre los dos artífices de la banda de rock and roll más grande del mundo estaban en su punto más bajo. El cantante se había negado a presentar en vivo el álbum Dirty Work… y Keef se aburría.

Durante la grabación de la película Hail Hail Rock’N’Roll, de Chuck Berry, Richards trabajó con el baterista Steve Jordan. Cuando a ambos se les unió el guitarrista Waddy Watchel, la cosa empezó a tomar forma grupal: habían nacido The X-Pensive Winos, que se completaron con el bajista Charley Drayton y el tecladista y cantante Ivan Neville. “Fueron bautizados así cuando descubrí que habían traído al estudio una botella de Chateau Lafite por si tenían sed”, recordó Keef en su autobiografía Life. “Los Winos se formaron con mucha astucia. Casi todos los miembros de esa banda tocan casi todo, pueden cambiar de instrumento sin problemas y prácticamente todos cantan”.

“La base del grupo despegó como un cohete desde el primer compás -continuaba Richards-. Siempre tuve suerte con los músicos con los que tuve el privilegio de tocar. Era imposible ver a los Winos sin acabar. Un orgasmo infalible. Eran tan calientes que te costaba trabajo. Me devolvieron a la vida. Me sentía como si acabara de salir de la cárcel”.

El guitarrista no estaba acostumbrado a componer con nadie que no fuera Jagger, pero su alianza con Jordan fue fructífera desde el primer momento. Las grabaciones comenzaron en Le Studio, en las afueras de Quebec, Canadá, pero luego continuaron en Montserrat, Bermuda y otros sitios. Además de la banda, tocaron Sarah Dash, Bootsy Collins, Maceo Parker, The Memphis Horns, Patti Scialfa y Mick Taylor.

Aunque muchos vieron a Talk Is Cheap como el certificado de defunción de los Stones, al año siguiente la banda se puso en marcha nuevamente con Steel Wheels. Sin embargo, Keith Richards le había tomado el gustito a los Winos, con los que volvió a grabar en 1992. Con Main Offender recién publicado, el guitarrista y su banda desembarcaron en Buenos Aires por primera vez. Y ahí empezó la historia de amor correspondido entre el público argentino y los Stones.

La reedición Deluxe de Talk Is Cheap incluirá seis bonus tracks, de los cuales cuatro cuentan con la participación del pianista Johnnie Johnson: “Big Town Playboy” (Eddie Taylor), “Blues Jam”, “Slim” y “My Babe”. Las otras dos son “Mark on Me” y “Brute Force”. Además de dos vinilos de 180 gramos y dos CDs para el disco original y los bonus, la caja traerá dos simples de 7″, un libro de tapa dura con un ensayo de Anthony DeCurtis, entrevista a Richards y fotos inéditas de archivos personales, además de memorabilia ad hoc, todo envuelvo en material que simula la funda de una guitarra Fender.

En caso de que te sobre un riñón y quieras acceder a la edición Super Deluxe, tené en cuenta que traerá todo lo descripto antes en un estuche hecho a mano por Fender con la misma madera de fresno que la guitarra favorita de Keef, “Micawber”.

“Este álbum sigue en pie”, dijo Keith Richards a propósito del relanzamiento. “Estuve escuchándolo y no a través de las nieblas de la nostalgia, ya que no me afecta de esa manera. Esto es más que la suma de sus partes. Realmente lo admiro. Nos divertíamos y se puede oír”.