23/04/2021

De Fito Páez a Café Tacvba: el tributo a Os Mutantes llegó al streaming

La alegría no es solo brasilera.

Archivo Nacional
Os Mutantes

A diez años de su lanzamiento, El Justiciero, Cha, Cha, Cha: Un Tributo a Os Mutantes, llegó a las plataformas de streaming. Artistas que van desde Café Tacvba, Fito Páez, Aterciopelados, Liliana Herrero, Martín Buscaglia, Fernando Cabrera, Pablo Dacal y muchos más, se habían reunido en 2011 para rendir homenaje al grupo brasileño fundado por Rita Lee, Sergio Días y Arnaldo Baptista en un disco que a partir de hoy puede escucharse en formato digital.

El Justiciero Cha, Cha, Cha es un proyecto que fue impulsado por el periodista Humphrey Inzillo , Manuel Onís (que además participa del disco con una versión de “Cualquier bobada”), Arthur de Faria (músico, productor y periodista de la escena gaúcha) y Sandro Bello, y ofrece 18 relecturas de la obra de Os Mutantes por artistas de toda Iberoamérica .

La aparición de Os Mutantes en la escena brasileña en 1968 fue el aporte delirante al movimiento del tropicalismo que representaban músicos como Caetano Veloso, Gilberto Gil o Tom Zé. En un contexto hostil gobernado por la dictadura de Arthur da Coste e Silva, el grupo se instaló como una suerte de continuación de lo que significaba la bossa nova a niveles ideológicos y musicales, pero apoyados en otras corrientes como la poesía, el teatro o la filosofía.

“Resultó ser una de las primeras cocteleras delirantes de este barrio donde aparecen todas las marcas que caracterizaron a la vanguardia artística”, dice Fito Páez sobre Os Mutantes en el video que acompaña esta nota. “Una de las carabelas que vio la tierra del híbrido posmoderno sin que le temblaran las piernas y menos el pulso de las ideas que contaminaron con su gracia y precisión a los artistas jóvenes del porvenir”.

Os Mutantes tuvo una sobrevida cuando durante los 90 fue redescubierto y abordado por artistas internacionales. David Byrne editó un disco compilatorio del grupo, Beck les dedicó su álbum Mutations, Kurt Cobain les propuso girar juntos por Sudamérica y Thom Yorke los definió como una banda inspiradora. Sin embargo, mucho antes de todo eso, habían calado profundo en el pulso de la canción popular de la región. “Es en este disco donde se ve con claridad la marca legible y la poderosa influencia que ha tenido el grupo brasilero sobre las tendencias modernistas y populares dentro de la partitura musical americana”, concluye Fito Páez sobre El Justiciero, Cha, Cha, Cha.