12/12/2016

Gustavo Cordera volvió a cantar tras el escándalo

La Caravana Mágica se presentó en Río Cuarto.

Gentileza

A cuatro meses de sus declaraciones en la escuela de periodismo TEA Arte, que lo habían llevado a "detener la marcha" de su carrera y "tomar distancia por un largo tiempo", Gustavo Cordera se presentó el viernes ante unas 300 personas en el Complejo Multiespacio de la ciudad cordobesa de Río Cuarto.

"Hoy nos congrega un renacer. Acá estamos", dijo el líder de La Caravana Mágica al iniciar el show, que duró poco menos de tres horas. La ecléctica lista de temas, que combinó clásicos de Bersuit Vergarabat con temas de su producción solista, sirvió como excusa para referirse constantemente a las acusaciones en su contra. "No voy a permitir que denigren esta canción jamás", remarcó antes de "Mi caramelo". "Esto es un homenaje para todas las putas", comentó como presentación de "La soledad".

Para "No hay monstruos invisibles" (Suelto, 2009) y "Cada uno" (Tecnoanimal, 2016), Cordera convocó a dos mujeres invitadas que sirvieron como declaración de principios: su hija Yanela y su esposa Stella Céspedes, quien también es corista de la banda. Antes, el músico había reclamado "que los titulares se los metan en el orto", en referencia a los medios de comunicación, en tanto que pidió "que todas las sexualidades sean posibles, encontrándonos, mirándonos a los ojos, preguntándole al otro ‘qué necesitás’. Yo te lo doy, y vos dame lo que yo necesito". "Yo vengo a abrazarlos, no a violarlos. Y los abrazo a todos", indicó, según consignó el diario Puntal.

El recital se realizó apenas días después de que el fiscal Ramiro González pidiera que se cite a declaración indagatoria a Cordera como parte de la causa penal iniciada por el Consejo Nacional de la Mujer ante el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal Nº 6. A mediados de noviembre, el INADI había reclamado que el cantante ofrezca "una postura pública de conciliación, reconocimiento del error y llamamiento a prácticas respetuosas de los derechos de las mujeres".

Días antes del show, las referentes locales del colectivo Ni Una Menos de Río Cuarto habían anticipado que iban a realizar una protesta en la puerta del Complejo Multiespacio. “Nos parece un acto totalmente repudiable que una persona pública como Cordera siga haciendo su vida luego de que dijera que hay mujeres que necesitan ser violadas, porque psicológicamente lo necesitan. Por eso vinimos a decir presente", le dijo Carolina Bustos, una de las manifestantes, al Canal 13 de esa ciudad.