20/07/2017

Así será la versión argentina del musical "American Idiot"

Un estreno cantado.

Gentileza

Por alguna de las casualidades del destino, el show de Green Day en Vélez no será el único atractivo disponible en Buenos Aires para los fans de la banda californiana. El lunes 14 de agosto, se estrenará en el teatro Broadway la versión local de American Idiot, el musical creado en torno al séptimo álbum de estudio del grupo, con un elenco encabezado por Germán Tripel y Mariu Fernández. Las entradas para las primeras funciones ya están a la venta, y tienen un valor promedio de 500 pesos.

"Soy fan de Green Day hace mucho tiempo y, cuando vi la versión original en Broadway , me encantó y estuve muchos años tratando de conseguir los derechos", explica el director Ariel Del Mastro. Una vez que el productor Diego Kolankowsky consiguió el visto bueno por parte de la banda, comenzó un proceso de selección de intérpretes que tomó bastante tiempo, hasta dar con las figuras indicadas. "Queríamos un elenco que realmente tuviera una impronta más allá de poder cantar bien. Tenían que ser personas normales, que podías ver en la calle. Eso nos llevó tiempo, porque eran unos perfiles medio particulares, y estuvimos como cuatro o cinco meses", dice Del Mastro.

Editado en el pico del anticonformismo con el gobierno de George W. Bush, tanto el disco como el musical tienen un discurso que alude a un momento y un lugar específicos que hicieron que la adaptación del repertorio trascendiese la traducción literal de las letras. "Más allá de que hay palabras que en inglés no significan lo mismo que en castellano, lo que hicimos fue darles forma para hablar de lo que está pasando en el mundo. Además de la crítica a Bush, que era clara en el momento en el que hicieron el disco, está eso de que los medios te dicen lo que sea para que vos creas algo y que el mundo se está empobreciendo para que otros se enriquezcan. Es exactamente lo mismo. Lo estamos sacando un poco de eso tan estadounidense y lo estamos haciendo como una cosa mucho más universal", cuenta su director.

Aunque por el momento sólo se conocen las fechas disponibles para agosto, si el musical sigue en cartel unos meses más, coincidirá con el show de Green Day en Buenos Aires, algo que a Del Mastro lo tiene entusiasmado, pero asegura que no fue planificado. "Me genera intriga ver qué opinarían, porque al estar adaptando las letras, ahí también está lo que pensamos. Sería un honor y, sobre todo, un desafío", admite. Sin embargo, sus miras están puestas en un colectivo mucho más amplio: el público en general. "Queremos que los fans entiendan que es un musical para ellos y también para la gente a la que le gustan los musicales. Estamos respetando la esencia a full, y lo hacemos en castellano porque la gente tiene que entenderlo. Esto es una ópera rock, no un recital. A Diego y a mí nos parece que cuando la gente que no conoce tanto a Green Day vea el musical, va a terminar entendiendo por qué las adaptamos".