17/11/2018

Por qué el Hard Rock Café no va a cerrar (por ahora)

Van a seguir escuchando tu remera.

Raúl Romero / Cosquín Rock / Gentileza
Hard Rock Café

Como si estuviera jugando una carrera de Daytona, el Hard Rock Café de Buenos Aires acaba de conseguir un time extension y seguirá abierto... al menos por 12 meses más.

La noticia, que se conoció hoy, cayó en el momento exacto: la mítica sucursal porteña de la cadena debería haber cerrado sus puertas este domingo junto al resto del Buenos Aires Design, el shopping en el que está ubicado.

¿Por qué tenía que cerrar y qué fue lo que evitó ese final? Aquí lo explicamos.

(Foto: Google Street View)

El primer Hard Rock Café de Sudamérica abrió sus puertas en octubre de 1995, cuando el Buenos Aires Design llevaba ya dos años funcionando. En ese predio, ubicado junto al cementerio de la Recoleta y una de las más antiguas de Buenos Aires, funcionaba un asilo de ancianos hasta que la entonces Municipalidad porteña decidió construir el Centro Cultural Recoleta y un espacio para oficinas (que hoy alberga a Unicef y algunas áreas del Gobierno de la Ciudad), junto a una concesión para gestionar por 20 años el "primer shopping especializado en diseño y decoración".

Ese contrato venció en 2013 y se renovó por cinco años más. En vez de apostar a una nueva postergación, el Gobierno de la Ciudad decidió relicitar el predio por 70 años para crear un nuevo centro comercial que no tendrá necesariamente locales de decoración, como sucede hoy. Si bien la Legislatura debe aprobar esa decisión, el Poder Ejecutivo decidió dar el primer paso forzando el cierre del predio hasta el inicio del nuevo proyecto.

(Foto: Gustavo Amarelle / Télam)

Eso iba a pasar este fin de semana. "Nos decían que las negociaciones [para que el shopping siga abierto] iban avanzando pero, de un día para el otro, no hubo más arreglo; el viernes que pasó aparentemente se pudrió todo y el lunes nos enteramos que el sábado teníamos que cerrar", explicó Adriana de Angelis, gerenta del Hard Rock, a la agencia Télam.

El conflicto tomó estado público: los trabajadores de los locales cortaron la Avenida del Libertador para exigir su continuidad laboral. "A la noche vienen 2000 personas, antes esto estaba muerto", le explicó a La Nación Agustín Bargagna, de Maldini, uno de los bares que funcionan en la terraza del Design, y advirtió: "El predio quedará como un local fantasma".

(Foto: Hard Rock Café Buenos Aires / Facebook)

El viernes, tras las protestas, la Ciudad determinó que el concesionario actual continuará hasta el miércoles 5 de diciembre y, un día después, la gestión pasará temporalmente a manos de las cámaras de empresarios madereros y gastronómicos hasta que el trámite para la nueva licitación termine su curso.

Con todo, desde el mítico local saben que sus días en Recoleta están contados. De Angelis -que también controla una pequeña sucursal en Aeroparque- aseguró a Télam que tiene "la aprobación de Hard Rock Internacional para abrir otro local en Puerto Madero", pero que la mudanza no será rápida: "Un Hard Rock no se abre de un día para el otro", aclaró.

AMIGOS!! #HardrockcafeBuenosAires no se va a ningún lado 😎⚡️✨🖤🏆 NOS QUEDAMOS!!! Gracias a todos por el TREMENDO apoyo...

Publicado por Hard Rock Café Buenos Aires en Viernes, 16 de noviembre de 2018