12/06/2016

La novela de Neil Young y Donald Trump en seis episodios

El candidato y el cantante se quieren mucho, poquito, nada...

Gage Skidmore y Takahiro Kyono - Flickr

Donald ama a Neil

En su carrera hacia la candidatura presidencial de Estados Unidos por el Partido Republicano, Donald Trump incluyó la canción "Rockin' in the Free World" (del disco Freedom, de 1989) como parte de la banda sonora de sus actos políticos.  En 2006, el millonario había estado en la gira Freedom of Speech, con la que el autor de la canción, Neil Young, se opuso a la administración de George W. Bush (con la ayuda de Crosby Stills & Nash). Incluso, en esa ocasión Trump había cantado un estribillo en el que se pedía el juicio político al entonces presidente. "Tiene algo muy especial", le dijo el ahora candidato a Rolling Stone en 2008. "Escucho su música desde hace años. Su voz es perfecta e inolvidable. Me encontré con él en algunas ocasiones y es un tipo bárbaro".

Neil no ama a Donald

En junio de 2015, Young exigió a través de su management que la canción dejara de ser emitida en los actos de Trump, y de paso aclaró que, pese a que no puede votar porque es ciudadano canadiense, le daba su apoyo al demócrata Bernie Sanders. Del otro lado respondieron que no volverían a usar "Rockin' in the Free World" porque respetaban el deseo del cantante, pese a que Trump es fan de Young, y que había montones de temas para elegir.

Donald ya no ama a Neil

Unos días después de que su jefe de campaña dijera que estaba todo bien, Trump se despachó con unos tweets en los que acusaba a Young de "hipócrita total" porque se había reunido con él para pedirle financiación para su sistema de audio Pono. Y, por supuesto, no se privó de hablar sobre el canadiense en un acto político.

Neil no tiene problemas con Donald

En un largo posteo en su cuenta de Facebook, Young explicó que, al ser la música un lenguaje universal, le resultaba positivo que mucha gente con pensamientos variados disfrutaran de lo que él hacía, así no compartieran sus puntos de vista. "Pero si me hubiesen pedido permiso para usar mi música para un candidato, habría dicho que no", aclaró. Como para echar un poco de nafta al fuego, Sanders empezó a poner "Rockin' in the Free World" en sus actos partidarios.

¿Neil ama a Donald?

En una entrevista con la agencia Reuters, Young aclaró que el hecho de que él apoyara a Sanders y que Trump no hubiera pedido permiso para usar su canción no significaba que no pudiera hacerlo. "De hecho, él sacó una licencia para usarla. Él dijo eso y le creo. Así que no tengo nada en su contra. Una vez que la música se publica, cualquiera puede usarla para cualquier cosa. Pero si el artista que la hizo dice que nunca hablaron con él y eso significa algo para vos, probablemente vas a dejar de hacerla sonar. Y eso significó algo para Donald y él paró".

Definitivamente, Neil no ama a Donald

Young clarificó ayer su posición con respecto a Trump a través de su Facebook. En primer lugar, dijo que era mentira que el candidato hubiera dejado de usar "Rockin' in the Free World", explicó que su foto con Trump era de antes de que éste lanzara su carrera política y sostuvo que no apoyaba "el odio, la intolerancia, los insultos infantiles, la superficialidad de la celebridad o la ignorancia". De paso, le pegó a Reuters por el título de la nota, al que llamó "engañoso a propósito". "Eso no es periodismo, es sensacionalismo", dijo. Y dejó este video como para que todo quede claro de una vez: