19/06/2017

Spotify vs. YouTube: ¿dónde escuchan música los argentinos?

La respuesta te sorprenderá. O no.

Spotify / Gentileza

Esta semana, Spotify anunció que logró superar la marca de los 140 millones de usuarios mensuales de su servicio a nivel global. El número -que, si bien está lejos de los 1200 millones que dice tener Facebook- da cuenta de la madurez de los servicios de streaming en el mundo.

"Desde hace tres años, cuando se activó el servicio móvil para usuarios free, el negocio de Spotify no ha parado de crecer de manera exponencial", explicó Brian Benedik, vicepresidente de Ventas de la compañía, en un post en el que anunció la noticia. Según el directivo, hay un 50% más de suscriptores que hace un año.

Si bien no hay cifras públicas sobre la cantidad de personas que utilizan la app en la Argentina, es lógico suponer que el liderazgo de la plataforma surgida en Suecia se repite también en estas tierras.

Bueno, en realidad ese no sería el caso.

Según un informe realizado por Carrier y Asociados, una consultora argentina especializada en telecomunicaciones, la herramienta más utilizada por los argentinos para escuchar música es... YouTube. Y por escándalo.

El estudio indica que el 65% de los usuarios relevados elige el sitio de videos de Google para escuchar música, seguido de lejos por Spotify (23%, sumando los servicios gratuito y pago). Bien detrás se ubican SoundCloud (3%), y las ofertas cautivas de las compañías celulares: Personal Play, Claro Música (2% cada uno), Napster y la tienda de descargas de Movistar (1%).

La suma total alcanza el 96%, por lo que es de suponer que el 4% restante se reparte entre el resto de los jugadores del mercado, como Apple Music, Tidal y Deezer.

La preponderancia de la plataforma de videos por sobre Spotify tiene una explicación. "El uso de YouTube como rockola crece en la medida en que disminuye el nivel socioeconómico y es notablemente más habitual entre millennials que entre los más adultos", escribe Enrique Carrier, director de la consultora, en su blog.

Otros factores determinantes son la facilidad de uso, ya que no se requiere crear una cuenta ni descargar una app para acceder a YouTube, y el acceso a un catálogo en el que suele encontrarse material que por cuestiones contractuales no está en las plataformas de streaming, como la discografía de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, o algunos álbumes de Tool, Turf y Los Piojos.

En otro pasaje del texto, el especialista remarca que la adopción de la versión paga de Spotify es más alta "mientras desciende la edad del usuario", lo que permite destruir la creencia de que los jóvenes son reticentes a pagar por sus consumos culturales.

El informe completo puede adquirirse en este link.