07/04/2019

Reeditan a Los Bichos, el eslabón cordobés del primer rock argentino

El debut del grupo estaba en el catálogo de Music Hall recuperado por el Inamu.

Inamu / Gentileza
Los Bichos

Los Bichos (Argentina) Full Album (1969) – Nunca editado en CD”, reza el título del video de YouTube que contiene el primer disco del grupo insignia del beat cordobés. Hasta hace poco, era una declaración certera. Pero 50 años después de su publicación original en vinilo a través del sello Music Hall, el álbum fue lanzado por primera vez en CD y formato digital, a manera de homenaje y reconocimiento a una leyenda de la música joven de la provincia.

Escuchar el debut homónimo de Los Bichos es, definitivamente, un pasaporte a otro tiempo. Ahí están la estridencia del órgano, la timidez de la guitarra, la batería y el bajo moviéndose a gusto y las voces en el centro de la escena. Un poco de Los Gatos, de La Joven Guardia, de Almendra y de Los Shakers, pero con raíces en Córdoba y sin la trascendencia que tuvieron esos otros artistas que, en su tiempo, fueron colegas y compañeros de aventuras.

Décadas después, Carlos Ávalos sigue tocando sus canciones en la peatonal del centro de Córdoba y es para muchos una figura reconocida como postal urbana. A fines de 2018, cuando las bodas de oro del disco ya eran inminentes, el cantautor fue homenajeado en un festival rockero gratuito organizado por la Municipalidad de Córdoba, el Griego Rock. Allí, la promesa quedó hecha: el LP de Los Bichos sería editado en CD gracias a la recuperación del catálogo de Music Hall por parte del Instituto Nacional de la Música (Inamu).

Ya en 2019, Ávalos vuelve a ser el centro de la escena, esta vez junto a sus compañeros Roberto “Jimmy” Arce y Enrique Alejandro Baró. El evento anuncia con bombos y platillos la resurrección pública de un verdadero archivo histórico del rock cordobés. De la mano del área de cultura provincial y del propio Inamu, la edición hace justicia al aniversario y recupera detalles imperdibles de la versión original del álbum en vinilo. Además, incluye dos simples a manera de bonus tracks: uno de Los Bichos y uno del grupo Sol, proyecto posterior de tres de los músicos de la banda.

“Por esas cosas de la vida, conocí a Carlos hace más de diez años. Sabía del grupo Los Bichos, pero nunca había tenido el disco en la mano. Cuando Carlitos me lo mostró, le dije ‘esto lo tenemos que reeditar de alguna forma’. Algunos años después, el Inamu consiguió acceder al catálogo y a los derechos de las grabaciones de Music Hall y eso facilitó todo”, recuerda Ignacio García Vieyra, curador de la reedición por parte de la Agencia Córdoba Cultura. “Accedimos al sonido original, lo remasterizamos y también lo subimos a las plataformas digitales”, agrega.

En el material gráfico que recrea la edición original (cada tema tiene su género entre paréntesis en la contratapa, entre otros detalles de época) se observa un dato fundamental de esta historia. El texto original del álbum publicado en 1969 incluía este fragmento: “El que nos descubrió fue el cantante Billy Bond, él hacía una gira por nuestra provincia. Nosotros nos presentamos en la radio cordobesa como uno de los grupos juveniles de un programa que salía al aire momentos antes de que el despeinado Billy actuara. Nos escuchó. Preguntó por nosotros. Y nos dijo: 'Ustedes van a hacer carrera'”.

El que habla es el propio Ávalos, que relata el inicio del padrinazgo de Bond hacia la banda, hecho que terminaría en la producción artística de este LP. En él, el líder de La Pesada suma coros y aporta el condimento uruguayo: Hugo y Osvaldo Fattoruso añaden voces, arreglos y dirección de cuerdas y vientos en un puñado de canciones.

“Tuvimos la suerte que  Billy Bond nos llevara a grabar con los hermanos Fattoruso, de Los Shakers, que son dos maravillosos músicos y seres, y que nos dieron todo y más. Hugo inclusive nos sacaba fotos”, recordaba meses atrás Ávalos en una entrevista para el diario La Voz del Interior.

Los Bichos no son los pioneros absolutos del rock en Córdoba. Parte de ese legado de los primeros años 60 puede revisarse en Radio Roquen Roll, documental de dos partes realizado por el periodista cordobés Martín Carrizo, un auténtico arqueólogo de la música joven hecha en el mediterráneo, responsable de volver a poner en circulación nombres de proyectos olvidados como Los Bichos, Los Crazy Boys o Los Relámpagos.

En medio de ese relato, en la primera entrega, el propio Ávalos confiesa haberse colado (o “zampado”, según dice) en más de un baile del club General Paz Juniors para ver a Los Teen Agers, los primeros en tener el atrapante sonido de una guitarra eléctrica en la ciudad. Ese grupo fue, incluso, precursor a nivel nacional. De la mano de CBS, grabó dos discos entre 1963 y 1964 (Club de baile y De buen humor, respectivamente) y apuntaló las primeras canciones con sonido rockero cantadas en español en esta parte del mundo.

Entre versiones de grupos estadounidenses y temas propios, Los Teen Agers dejaron una huella que luego sería resaltada por músicos como Javier Martínez, de Manal. (Curiosamente, Martínez aparece tocando el cencerro en “Lo que llaman suerte”, canción del grupo Sol que fue incluida en la reedición de Los Bichos.)

Pero lo que hubiera podido ser una carrera con otro nivel de exposición y reconocimiento quedó trunca ante la disyuntiva “tener un grupo vs. terminar la facultad”. En cambio, y sólo unos años después, ese guante sí fue recogido por Los Bichos, que salieron de los límites provinciales, recalaron en Buenos Aires de la mano del Bondo y terminaron siendo músicos estables de La Cueva durante un tiempo. Y algunas cosas más. Por ejemplo, “Buen día Sr. Presidente”, del primer disco de La Pesada, es un tema del bajista y cantante del cuarteto cordobés.

El propio Ávalos ponía de manifiesto esa pertenencia a la primera generación del rock argentino en los días a previos al homenaje que recibió en 2018, cuando volvió a tocar en vivo los temas del debut de Los Bichos junto a una banda de jóvenes músicos. “Cuando nosotros nos fuimos allá, estuvimos con Tanguito, con Moris, Pipo Lernoud, Spinetta, Pappo, Litto Nebbia, Los Gatos, toda esa gente”, recordaba.

Los Bichos no corrieron la suerte de varios de esos referentes nacionales e internacionales. Al año siguiente de haber publicado el debut que hoy festeja bodas de oro, tres de los músicos del grupo se presentaban bajo el nombre de Sol en el primer B.A. Rock. El paso de los años colaboraría de a poco en el olvido de un nombre que quedó sumergido en el fondo de la historia. Hasta que Martín Carrizo volvió a ponerlos en la discusión a través de su documental.

“Es importante rescatar esta perla, que está en el medio del beat y su paso hacia el rock. Estamos hablando del año 1969, comenzaba todo. Y Los Bichos estuvieron ahí, grabaron este disco, y que se rescate y se presente acá en Córdoba con gente del Inamu da cuenta de su importancia”, aporta Carrizo, que adelanta que otros de los precursores locales, Los Crazy Boys, también tendrán su propia reedición. “Es tiempo de que se reconozca la importancia de Córdoba en la escena del beat y el rock argentino”.

“El documental fue un puntapié inicial. Valió la pena hacer ese esfuerzo”, dice el periodista en relación a su trabajo de reconstrucción de archivo audiovisual. Y resume la paradoja de una reedición física en tiempos de música digital: “Hay gente que no había escuchado nunca a Los Bichos y otra que los está redescubriendo. Ahora están en las plataformas digitales, así que los algoritmos harán que muchos lleguen a sus canciones, y eso está buenísimo”.