17/03/2020

Quién es Jay Electronica, el rapero que sampleó a Litto Nebbia

El secreto a voces del hip hop estadounidense.

Jay Electronica / Facebook
Jay Electronica

"La historia es tan simple", escribe Litto Nebbia desde Monterrey, México. "Les gustó mi canción y firmé con ellos la creación de una nueva canción que se produce por el sampleo de la mía y los agregados de ellos". Así resume el ex Los Gatos la inclusión de un fragmento de "La caída", una canción de su disco Bazar de los milagros (1976), en "The Neverending Story", un tema de A Written Testimony, el reciente disco de Jay Electronica. (Podés escuchar ambos temas al final de la nota).

La historia que no es tan simple es la de Jay, el rapero oriundo de Nueva Orleans que tenía todo para convertirse en una gran estrella de hip hop a principios de siglo pero recién acaba de editar su disco debut ahora, a los 43 años.

Nacido como Timothy Elpadaro Thedford y rebautizado Elpadaro F. Electronica Allah después de convertirse al Islam, Jay Electronica es uno de los grandes mitos del hip hop. Su periplo de apariciones y desapariciones comienza desde que a los 19 años decidió irse de su ciudad natal para hacer su carrera en Nueva York, la tierra prometida del rap. Era 1996 y, sin mucho más dinero en su bolsillo, compró un pasaje de ida en colectivo. La parada en Atlanta, sin embargo, cambiaría sus planes para siempre.

1996. Atlanta. Juegos Olímpicos. Desde la ventana del colectivo, Jay Electronica divisó innumerables carteles de "Se busca empleado" en los comercios de la ciudad que iba a ser el centro del universo deportivo durante al menos un mes. Y se bajó. Consiguió trabajo mal pago en el buffet de un colegio y vivió en la calle durante un tiempo. Aunque no pudo desarrollar su carrera como rapero, se dio cuenta de que -un poco por bohemio y otro poco por sentirse un mensajero del Islam- su futuro tendría más que ver con las características de un trovador en tiempos de hip hop.

Cuando llegó a Nueva York, su nuevo no-plan se mantuvo. Al poco tiempo se mudó a Baltimore, de ahí a Washington D.C., también a Denver y Dallas en la Costa Oeste y de ahí a Detroit. En cada una de las ciudades participó de forma activa en la escena y desapareció sin más. Así, el nombre de Jay Electronica -un alias que eligió por su sonoridad de heroína en un universo que consideraba demasiado machista- se extendió por todo Estados Unidos como un mito, un fantasma errante que todes juraban haber visto al menos una vez.

En la ciudad que vio crecer a Eminem, Jay Electronica grabó su primer demo, Act I: Eternal Sunshine (The Pledge) (2007), una pieza de cinco tracks sin batería que se reproducen en continuado sobre sampleos a la música de la película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos. Considerado hoy una joya del hip hop experimental, el mixtape fue un hit en tiempos de MySpace, donde consiguió cerca de 50 mil descargas en un mes.

Pero el Acto II y el Acto III del que sería su disco debut nunca llegaron. Jay Electronica, que ya estaba en pareja con Erykah Badu y había trabajado con J Dilla (el productor y beatmaker de Detroit detrás del sonido de D'Angelo, Common y la propia Erykah), volvió a desaparecer del radar. Borró su perfil de MySpace, se interiorizó aún más en las lecturas de los activistas afroamericanos más duros como Malcolm X y Louis Farrkhan y se volvió miembro de la Nación del Islam. En 2009 reapareció con dos singles: "Exhibit A" y "Exhibit C" ¿Qué pasó con "Exhibit B"? Otro misterio.

La segunda década del tercer milenio fue incluso de más reclusión. Apareció como invitado en discos varios (incluidos Coloring Book, de Chance The Rapper, y Watching Movies with the Sound Off, de Mac Miller) pero no editó ningún material por su cuenta. Entre volverse un mito y pasar al olvido, recién en febrero de este año anunciaría en su cuenta de Twitter que su álbum estaba terminado y sería editado por Roc Nation, el sello de Jay Z.

A Written Testimony, uno de los lanzamientos más importantes del año fue publicado el 13 de marzo con la participación del propio Jay Z en casi todas las canciones del disco y tiene también feats de Travis Scott y The Dream. Como el de Joe Strummer, el futuro no está escrito para Jay Electronica, pero su testimonio sí. 24 años, dos meses y trece días después de tomarse un colectivo para convertirse en el mejor secreto a voces de la historia del hip hop.

La canción que incluye el sampleo de Litto Nebbia:

La canción original (el fragmento sampleado comienza a los 2:35)