04/11/2016

Las idas y vueltas entre Neil Young y las plataformas digitales

Give stream a chance.

Neil Young

Los tiempos cambian, y las tecnologías también. La proliferación de los servicios digitales permitió a una vasta cantidad de usuarios acceder a un listado casi inacabable de catálogos a cambio de una suscripción fija. Pero no todo es color de rosa: varios audiófilos cuestionan la calidad de sonido de estos mismos servicios, por debajo del estándar del ya cuestionable mp3 y muy lejos de la alta fidelidad. Neil Young fue la cabeza más visible de este movimiento, convirtiéndose en abanderado de una lucha que sostuvo por largo rato. Las cosas estuvieron tensas un buen tiempo, pero ahora todo parece haber vuelto a la normalidad, al menos hasta que el viejo Neil vuelva a crisparse.

Marzo de 2014

Young anunció el lanzamiento de Pono, una plataforma digital de alta calidad con la que buscaba “reeducar” a los oyentes, acostumbrados a mp3 y formatos de streaming de alta compresión. Su cruzada no era algo nuevo: el canadiense le dedicó varias páginas de su autobiografía al asunto, e inclusive mencionó el tema en “Driftin’ Back”, de Psychedelic Pill, de 2012 (“No quiero un mp3. Cuando escuchás mi tema ahora, sólo obtenés un cinco por ciento, y antes lo tenías todo”).

Enero de 2015

Con el lanzamiento de Pono, Young retiró todo su catálogo de Spotify y Apple Music bajo la premisa de que ninguno de los dos servicios cumplía con sus estándares de audio. “Cuando la calidad regrese, lo reconsideraré”, sostuvo. Mientras tanto, su plataforma digital despertó varios cuestionamientos tanto por el precio elevado de los álbumes a disposición (entre 15 y 25 dólares, lo mismo que cuestan en formato físico), como también el del reproductor portátil creado por la firma, disponible a la venta por 400 dólares.

Marzo de 2015

Fiel a su campaña a favor de la alta fidelidad, Young fue uno de los artistas que cedió su obra a Tidal, el servicio de streaming creado por Jay-Z. Las críticas volvieron a aparecer: si bien es cierto que la plataforma ofrece audio de alta calidad, para poder acceder a él hay que abonar una cuota mensual que cotiza más que el doble que las membresías de otros servicios similares.

Abril de 2016

A través de Instagram, Young anunció el lanzamiento de Earth, un álbum en vivo pensado como una hora y media en continuado en donde se entrelazan canciones con soundscapes ambientales. “El show fue pura felicidad durante 98 minutos, sin cortes. EARTH no cabe en iTunes. Rompe todas sus reglas (y no podría ser escuchado de esa manera, de todos modos)”, reza el post. Irónicamente, el álbum sí tuvo una edición en formato físico, bajo la forma de un cd doble.

Noviembre de 2016

Sin preaviso alguno, la discografía de Young volvió a Spotify y Apple Music. A pesar de algunas omisiones llamativas (el álbum en vivo Weld, el magistral Zuma), su catálogo regresó a sendas plataformas, con el agregado de un tema nuevo, “Peace Trail” ("Rastro de paz"). Ni Apple ni Spotify notificaron cambios en la resolución de audio en sus servicios, lo que lleva a pensar que en esta batalla terminó siendo el viejo Neil quien dio el brazo a torcer.