23/04/2016

¿De qué está hecho el primer disco de Ramones?

A 40 años de su lanzamiento, un análisis minucioso de los orígenes del punk.

Ramones

Hablar hoy del origen de los Ramones es caer en el "síndrome Batman": ese horrible lugar común en el que incurre cada película o serie dedicada al encapuchado cuando, por capricho del director de turno, se graba por enésima vez la escena del asesinato de Martha y Thomas Wayne -los padres de Bruce- a la salida del teatro. La escena es perfecta, muestra el origen de los personajes y define para siempre la personalidad del protagonista, tiene una puesta en escena brillante -pasamos de un teatro de ópera a un callejón oscuro solo cruzando una puerta- y eso la hace irresistible pero ¿por qué contarla otra vez? Lo mismo ocurre con los orígenes de Ramones y su historia con Nueva York. Wikipedia cuenta perfectamente ese origen así que, a 40 años de la edición del primer disco de Ramones, es hora de poner el foco en otro lado.

Hablar de 40 años de Ramones es hablar de 40 años de punk. Por más que Patti Smith y The Dictators hayan lanzado sus discos meses antes, la bomba explotó recién con este combo de 14 canciones en casi 29 minutos que no apareció de la nada. Entonces, ¿de qué está hecho ese primer disco? Para saber qué pasaba por la cabeza de Johnny, Joey, Dee Dee y Tommy en 1976 hay que desarmar pieza por pieza el álbum, arrojar Luminol, apagar las luces y ver como las influencias comienzan a encenderse como un arbolito de navidad.

Segunda Guerra Mundial

Dee Dee Ramone nació en 1951 y pasó parte de su infancia en Berlín en plena posguerra. Johnny Ramone siempre tuvo admiración por las fuerzas armadas de su país. Ramones hace referencia a la guerra desde el primer segundo en “Blitzkrieg Bop” (Blitzkrieg es un término de estrategia militar acuñado en Alemania durante el período de entreguerrras), “Today Your Love, Tomorrow the World”, el tema que cierra el disco con un lema ambicioso como el propio nazismo, dice en su primera línea: “I’m a nazi, baby, I´m a nazi, yes I am”. Por supuesto que ningún Ramone tenía simpatía por los nazis, más bien todo lo contrario, pero sabían qué botones presionar para provocar. La frase fue quitada del disco original, la compañía les dijo que el álbum no salía si la mantenían. Como los sellos nunca pierden, la versión con la palabra “nazi” es ahora la principal atracción de la edición aniversario triple que se editará en estos días.

Disney

Tommy Ramone, compositor de “Blitzkrieg Bop” junto a Dee Dee, aprovechó un chiste interno de la banda en el que se burlaban de cómo cantaba Mick Jagger la versión stone de “Walking the Dog”. Allí Mick canta una frase que decía: “Hi Ho’s nipped her toes”, esto les recordaba a la canción “Heigh-Ho!” de Blancanieves y los Siete Enanitos. Así salió el grito de guerra de Ramones: ¡Hey Ho, Let’s Go!

Béisbol

A pesar de que “Beat On the Brat” fue escrita por Joey Ramone luego de ver a una madre corriendo a un niño con un bate, este deporte entró en sintonía con el universo ramone a través de Johnny, el guitarrista, que era un apasionado por el béisbol. El bate también aparece sostenido por el águila del característico logo que recién aparecería en el próximo disco.

Herman’s Hermits

"Judy Is A Punk" tiene uno de los one-liners más característicos de Ramones: “Second verse same as the first”. No es original de Ramones. Varias bandas habían incluído este grito con anterioridad, desde Marc Bolan hasta Herman’s Hermits en una canción llamada “I’m Henry the Eigth, I Am”.

ABBA

Lo más chicloso de los Ramones (canciones como “I Wanna Be Your Boyfriend”) viene de las bandas pop más hiteras del Reino Unido a mediados de los setenta: Bay City Rollers, The Rubinoos y ABBA. “La banda favorita de Dee Dee era ABBA”, dijo hace poco el exmanager de Ramones, Danny Fields, al New York Times. “Ellos trataban de ser como ABBA, tener un disco exitoso y retirarse”. Quizás lo hubiesen logrado: hubo un intento que quedó en la nada para que los Bay City Rollers –de gran popularidad en los setentas- grabaran “I Wanna Be Your Boyfriend”.

Cine de terror

“Chain Saw” y “I Don’t Wanna Go Down to the Basement” comparten en su ADN el gusto de los Ramones por las películas de terror. La primera hace referencia directa a la película The Texas Chainsaw Massacre y la segunda parece ser la sinopsis de un episodio de The Twilight Zone.

Sexismo

"You’re a loudmouth baby, you better shut up. I’m gonna beat you up" es la primera frase de "Loudmouth". No, no está bien. Las caóticas relaciones de la banda con las novias de los integrantes no eran pacíficas. Nuevamente los Ramones canalizaban sus broncas a través de una canción. “La mejor forma de vencer al Mal es dándole amor” dijo Arturo Vega, colaborador de la banda, al periodista True Everett, “y la mejor forma de darle amor al Mal es transformarlo en arte”.

Aire latino

En sus comienzos, los Ramones eran confundidos con grupos de flamenco o de algún estilo latino por culpa de su nombre. “Havanna Affair”, además de estar ambientada en Cuba, incluye el uso de palabras que remiten a la cultura latina: “mambo”, “loco”, “banana”. El único cover en Ramones es “Let’s Dance”, una canción registrada originalmente por un artista de raíces latinas, Chris Montez.

Lou Reed

Dee Dee Ramone fue un gran discípulo de Lou Reed a la hora de retratar lo que sucedía en las calles de New York, no precisamente bajo las luces de Broadway sino en la parte oscura: las esquinas donde podemos ver a un tipo esperando a su dealer o a otro esperando un cliente para prostituirse. “53rd & 3rd” y “I’m Waiting For My Man” son canciones hermanas; de hecho, solo una cuadra separa a la Tercera Avenida de Lexington, los lugares donde transcurren las dos historias.

Marlon Brando

Las camperas de cuero que los Ramones lucen en la icónica tapa del álbum son de la marca Perfecto, la misma marca que usó Brando en The Wild One. Johnny Ramone era el único que tenía una campera de esa marca, y como pretendía que esa sea la imagen de la banda, sugirió que todos se consigan una.

Música clásica

“Todos los micrófonos que usé con los Ramones, los usé para grabar a la Orquesta Sinfónica de Londres en Abbey Road” contó Craig Leon, productor del álbum, al New York Times. Leon cerró el círculo en Abbey Road ya que la disposición de bajo y guitarra en distintos canales, batería en el medio y voz doblada usada por Ramones se logró tomando a With The Beatles como referencia.  

Todos estos elementos ya existían, y claramente los Ramones tenían una visión sobre la música que pocos tenían en esa época. Juntaron todo esto para producir un concepto novedoso. Un sonido que hoy suena a clásico, pero que hace 40 años nadie había escuchado antes en la historia de la música.