21/11/2020

A 25 años de “The Beatles Anthology”: 16 temas que tenés que escuchar

Un viaje mágico y misterioso a los rincones menos conocidos del pasado.

Gentileza
Beatles

Un grupo tan grande y de tanto impacto como The Beatles merecía que su historia se contase en esa misma escala. Estrenado el 23 de noviembre de 1995, Anthology fue un proyecto ambicioso que buscó repasar la vida y el legado de los Fab Four con una serie documental televisiva de ocho capítulos, y una banda de sonido de tres discos dobles (o triples, si el soporte elegido era vinilo). Por primera vez desde su separación, los tres miembros sobrevivientes del grupo y varios de sus allegados se sentaron frente a las cámaras para repasar el ascenso y el ocaso de uno de los fenómenos culturales más importantes del siglo XX.

La raíz de Anthology estaba en The Long and Winding Road, una película que Neil Aspinall, director de Apple Corps, comenzó a ensamblar en 1970 y terminó al año siguiente. El proyecto se archivó y reflotó a fines de la década pensado como un especial televisivo que culminaría con la reunión del grupo en un escenario, plan que hubo que dejar de lado tras el asesinato de Lennon. El proyecto se retomó en 1992, en el que Paul McCartney, Ringo Starr y George Harrison fueron entrevistados por Jools Holland, y sus testimonios fueron intercalados con abundante material de archivo. Editado en VHS, el documental también fue reducido a tres emisiones televisivas que llegaron a la pantalla argentina a finales de 1995. La versión en DVD, lanzada en 2003, tuvo un valor agregado con “Thinking of Linking”, un tema “nuevo” (improvisado, en rigor de la verdad) grabado por los tres Beatles sobrevivientes en 1994.

Para Anthology, los tres Beatles sobrevivientes pidieron permiso a Yoko Ono para “completar” tres demos que John Lennon había grabado en 1977. Dos de esas canciones abrieron los primeros volúmenes de la banda de sonido del documental y en el camino quedó una tercera, “Now and Then”, que no contó con la aprobación final de Harrison. Tampoco pudo entrar en los discos “Carnival of Light”, una pieza de musique concrete de enero de 1967 que solo tuvo el aval de Paul McCartney. Pero al margen de esos episodios, los tres discos tienen una enorme cantidad de rarezas y material inédito (aunque se guardaron los extras suficientes para las reediciones de los últimos años), por lo que esta es una guía con lo elemental que demanda una escucha profunda, con una playlist al final del recorrido. A darle play.

"Free as a Bird"

En un principio, McCartney, Harrison y Starr iban a sumar sólo música instrumental a Anthology, hasta que apareció en el horizonte la posibilidad de grabar música nueva. Sobre un demo grabado en Nueva York en 1977, los Beatles se "reunieron" gracias a las bondades de la tecnología y dado que Lennon había dejado incompleta la letra del puente, sus excompañeros lo reemplazaron en la versión final.

"In Spite of All the Danger"

En 1958, Lennon, Harrison y McCartney ya eran compañeros de banda en The Quarrymen. El grupo llegó a grabar un demo el 12 de julio de ese año en un estudio algo rústico en Liverpool, en una jornada que también incluyó "That 'll Be the Day", un cover de Buddy Holly. "In Spite of all the Danger" es la única canción del universo beatle acreditada a McCartney/Harrison, y Sir Paul la interpretó varias veces en vivo en sus últimas giras.

"Hello Little Girl"

En 1962, The Beatles tuvo su primera oportunidad discográfica. El cuarteto se presentó a una audición en Decca y como parte de su prueba interpretó la primera canción que John Lennon escribió en su vida, a los 17 años. El grupo se volvió con las manos vacías a casa porque el ejecutivo que los recibió dijo que el rock era una moda pasajera. Un visionario.

"One After 909"

Ya bajo el paraguas de Parlophone y con George Martin como productor, The Beatles entró a los estudios EMI el 5 de marzo de 1963 para grabar el tercer simple de su carrera. El grupo salió con "From Me to You" bajo el brazo y dejó en el camino otra de las composiciones de Lennon de los días de The Quarrymen. Seis años más tarde, "One After 909" tendría su versión "definitiva" y con un ritmo más acelerado en Let It Be.

"Real Love"

Con la idea de un musical autobiográfico en mente, Lennon grabó seis versiones caseras de "Real Love" entre 1977 y 1980. Uno de esos bocetos llegó a ser parte del documental Imagine en 1988 y un par de años después una toma distinta se convirtió en el segundo tema que los Beatles completaron para Anthology. El resultado está lejos de ser lo mejor de su carrera, pero sigue siendo lo más cercano a una reunión para firmar la paz.

"If You've Got Trouble"

Una pequeña reparación histórica. The Beatles grabó este tema compuesto por Lennon y McCartney y cantado por Ringo para que fuese parte de la película Help!. A último momento, la canción fue dejada de lado y la reemplazaron con "Act Naturally", un cover que llegó al disco, pero no a la pantalla grande.

"Tomorrow Never Knows (Take 1)"

La mejor manera de ilustrar cómo el estudio pasó a ser el terreno creativo definitivo para The Beatles en 1966. En su forma embrionaria, la reinterpretación que hizo Lennon del Libro Tibetano de los Muertos transcurría a paso lento e hipnótico, como si el trance a invocar fuese de raíz ancestral y no química.

"And Your Bird Can Sing (Take 2)"

La intención original de los Fab Four era grabar este tema de Revolver en un tono similar al de The Byrds, con la guitarra de doce cuerdas de George Harrison como mascarón de proa. Lennon y McCartney empezaron la canción en perfecta armonía en el primer verso, hasta que de un momento a otro ambos se tentaron y lo que siguió fue una toma completa en el que ninguno puede completar sus partes por los ataques de risa.

"Strawberry Fields Forever (Take 1)"

El disco dos del segundo volumen de Anthology abre con una secuencia que permite ver el desarrollo de este tema, desde su demo a una de sus versiones finales. Entre un extremo y otro está este primer boceto grupal, sostenido por Lennon en guitarra eléctrica y McCartney en mellotron. Muchas de las ideas sobrevivieron sus distintas encarnaciones, aunque otras (como el arreglo vocal de McCartney y Harrison en el último estribillo) no llegaron al corte definitivo.

"Helter Skelter"

Catalogada por los revisionistas como una de las semillas de la que luego germinó el heavy metal, "Helter Skelter" fue al principio una extensa zapada de blues tocado con electricidad y rabia, de cuyos 13 minutos se editaron cuatro en el tercer volumen de Anthology. Lejos del vértigo de su versión final, The Beatles avanzan a pasos de gigantes, o el stoner antes del stoner.

"Ob-La-Di, Ob-La-Da (Take 5)"

McCartney conoció la música jamaiquina luego de trabar amistad con Jimmy Scott, un artista nigeriano que lo puso al día con las tendencias que venían del Caribe. Mucho antes de convertir al tema en una canción bastante inocentona, los Beatles grabaron una versión que prescindía de varios de los elementos que la caracterizarían (el bajo caminante, la melodía de piano, los arreglos de vientos) y le inyectaron vértigo a una toma guiada por Scott desde la percusión. Era por acá.

 "While My Guitar Gently Weeps" (demo)

Al regreso del viaje que los Beatles hicieron a la India para interiorizarse en la meditación trascendental, George Harrison escribió una canción acústica inspirada en el I Ching, también conocido El libro de los cambios. La idea era, según su autor, mostrar cómo todo está conectado entre sí. Para su versión definitiva, sumaría a sus compañeros de banda y le daría el protagónico a un amigo suyo, un tal Eric Clapton.

"Not Guilty"

Parte de un mismo tándem compositivo junto con "While...", Harrison creó "Not Guilty" como una suerte de mojada de oreja a sus compañeros de grupo, que abandonaron el campamento de meditación y volvieron a Londres para concentrarse en Apple Corps. A pesar de haber completado su grabación, el tema quedó guardado y el bueno de George lo retomó en 1978 para su disco homónimo con una instrumentación más ligera pero sin cambiarle ni una coma a su letra.

"Medley: Rip It Up / Shake, Rattle and Roll / Blue Suede Shoes"

Después de dinamitar su amistad durante el proceso creativo de sus últimos dos discos, en 1969 los integrantes de The Beatles querían hacer un back to basics, un disco espontáneo y urgente, como lo eran las grabaciones del comienzo de su carrera. Spolier alert: eso nunca llegó a concretarse, pero este medley con temas de Little Richard, Big Joe Turner y Carl Perkins le pasa bastante cerca a esa idea, al menos por tres minutos.

"Come and Get It"

En julio de 1969, Paul McCartney llegó temprano a las sesiones de Abbey Road y grabó por su propia cuenta este demo. No le tomó más de una hora sumar voces, piano, bajo, maracas, bajo, guitarra y batería y, una vez que lo terminó se lo ofreció a Badfinger con la premisa de que debían respetar el demo a rajatabla. Los galeses hicieron caso y a cambio Macca les produjo la grabación del single. Todos contentos.

"All Things Must Pass"

Luego de pasar una temporada con The Band en Nueva York, y con su bagaje cultural de oriente, Harrison tomó algunas referencias del Tao Te Ching para escribir una canción conmovedora que habla sobre la trascendencia y la finitud humana, y de cómo ser optimista ante lo inevitable. Aunque tuvo que esperar a su tercer disco en solitario para poder grabarla, esta versión sin más recursos que su voz y una guitarra eléctrica cobra un nuevo simbolismo si se piensa que estaba cantando esos versos mientras el grupo comenzaba ya su despedida irreversible.